Día del Malbec: por qué se celebra en la Argentina y el mundo hoy, 17 de abril

0
192

El Día del Malbec se conmemora cada 17 de abril, una fecha que tiene un significado especial en la historia vitivinícola de la Argentina. En 1853, en este mismo día, Domingo Faustino Sarmiento presentó un proyecto ambicioso que buscaba revolucionar la agricultura en la región de Mendoza, proponiendo la creación de una quinta y una escuela de agricultura. Este fue el comienzo de un cambio significativo en la producción de vino en el país.

La elección del Malbec no fue casualidad. La cepa, originaria del sudoeste de Francia, fue traída a Argentina por Michel Aimé Pouget, un agrónomo francés contratado por Sarmiento. En Argentina, el Malbec encontró un territorio ideal que le permitió prosperar, mostrando un potencial superior al que había tenido en su región de origen. Este hecho marcaría el inicio de una era dorada para el Malbec en su nuevo hogar.

El 17 de abril se convirtió en una fecha emblemática para celebrar no solo a la uva Malbec, sino también el éxito y el crecimiento de la industria vitivinícola argentina. Con el tiempo, esta cepa se convirtió en la insignia del país, simbolizando la calidad y la tradición de la vinicultura argentina. Esta fecha sirve para reconocer y celebrar la evolución y la excelencia de los vinos Malbec a nivel mundial.

El impacto del Malbec en Argentina va más allá de lo agrícola. Juega un papel crucial en la economía local, impulsando el turismo y la exportación. Estos vinos son ahora reconocidos globalmente, representando una parte importante de la imagen cultural y productiva de Argentina en el mundo. El Día del Malbec celebra este impacto, recordando el viaje de la cepa desde sus humildes comienzos hasta convertirse en un emblema nacional.

Cuáles son las recomendaciones para tomar un vino Malbec
Temperatura adecuada: serví el Malbec a una temperatura entre 16°C y 18°C. Si el vino está demasiado caliente, el alcohol se puede percibir más intensamente; si está demasiado frío, se restringen los aromas y sabores.
Decantación: los Malbecs, especialmente los más robustos o los que fueron envejecidos, se benefician de la decantación. Esto permite que el vino respire y desarrolle mejor su bouquet y sabores. Decanta el vino al menos 30 minutos antes de servir.
Elección del vaso: usá una copa con un buen globo para permitir que el vino oxigene adecuadamente. Esto intensifica los aromas y mejora la experiencia de degustación.
Maridaje: el Malbec es muy versátil para combinar con comidas. Va especialmente bien con carnes rojas, como un clásico asado argentino, debido a su estructura y taninos. También combina bien con platos condimentados, quesos maduros y chocolate oscuro.
Conservación: si no vas a terminar la botella, asegurate de guardar el vino en un lugar fresco y sellarlo bien. Podés utilizar una bomba de vacío para extraer el aire de la botella, lo que ayudará a mantener el vino en buen estado por uno o dos días más.
Explora diferentes regiones: aunque Mendoza es la más famosa, otras regiones de Argentina, como Salta y La Rioja, también producen excelentes Malbecs.
Observa el color y aroma: tomate un momento para apreciar el color del vino en la copa y oler sus aromas antes de beber. Los Malbecs suelen tener un color profundo y violeta con aromas que pueden incluir frutas rojas y negras, violetas, y notas especiadas y de vainilla si fueron envejecidos en roble.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí