Inicio Sociedad Las riquezas naturales del Sur de Mendoza: hoy, Llancanelo, con 150 especies de aves

Las riquezas naturales del Sur de Mendoza: hoy, Llancanelo, con 150 especies de aves

0
Las riquezas naturales del Sur de Mendoza: hoy, Llancanelo, con 150 especies de aves
El Sur de Mendoza es rico en naturaleza y en áreas protegidas. El verano es un buen momento para conocer los tesoros ambientales y turísticos de Mendoza.

Entre San Rafael y Malargüe hay siete áreas naturales protegidas (ANP), y las de ingreso público son Payunia, Caverna de las Brujas, Castillos de Pincheira y Llancanelo. En todos los casos, se trata de un turismo low cost (económico), y brinda la oportunidad de descubrir sitios tan naturales como atractivos y de conectar con la naturaleza y sus recursos.  

Precisamente, esta tercera entrega sobre ANP gira en torno del humedal Llancanelo, la reserva más cercana a la Payunia candidata a convertirse en patrimonio de la humanidad.

Llancanelo es el humedal más importante Mendoza, con un reservorio de agua dulce en plena zona árida. Cuenta con una extensa laguna de 50 km de longitud (N-S), un ancho variable de hasta 13 km en su parte central y una profundidad promedio menor a 1 metro.

Situada a 480 km al Sur de la Ciudad de Mendoza y a 60 km de la villa cabecera de la Ciudad de Malargüe, Llancanelo se extiende por 88.000 hectáreas. En un entorno volcánico, su territorio integra un sitio mayor -propuesto por Mendoza- como candidato a Patrimonio Mundial Natural de la Unesco, justamente por la diversidad de sus manifestaciones volcánicas y su belleza paisajística.

Fue creada en 1980, pertenece a la ecorregión Estepa Patagónica- Altoandina-Monte y fue declarada sitio Ramsar en 1995. Es un  sistema de bañados, vertientes, mallines y cursos de agua afluentes. Su espejo de agua es uno de los sitios de nidificación y migración de aves más destacados de Sudamérica.

Aloja una excepcional biodiversidad, con más de 150 especies, 74 de ellas aves acuáticas que en verano pueden observarse volando o anidando en sus alrededores. Entre ellas se destacan el flamenco, el cisne de cuello negro y la coscoroba. Así como las especies endémicas de Argentina o de la región, como la monjita salinera o el chuchumento, aunque también pueden mencionarse otras especies, enlistadas como vulnerables, como la rata del salar y el pichiciego. Otro valor importante está dado por la presencia de grupos de aves migratorias -chorlos y playeros- que vienen cada año desde el hemisferio norte y eligen a Llancanelo como área de reposo.

Al contar con condiciones ambientales y climáticas particulares, dentro de una zona árida, encontramos alrededor de 125 especies vegetales nativas. Hay comunidades vegetales de humedales, como cortadera, totora, junco y vinagrillo. También son frecuentes los ejemplares de suelos salinos, como la vidriera, la zampa y el pasto salado.

Accesibilidad y actividades

Como todas las áreas protegidas de Mendoza, la entrada a Llancanelo es gratuita para personas con discapacidad.

Esta reserva cuenta con infraestructura para atención al visitante y en su interior se ubican los sanitarios públicos accesibles. El área también posee suelo compactado, sin desniveles abruptos por la geografía del lugar.

Caminatas, fotografía de avifauna, avistaje y visitas educativas y científicas son las actividades sugeridas. El ticket de ingreso puede obtenerse aquí

Payunia: 2 criterios y 800 conos volcánicos

La Payunia tiene dos criterios para constituirse como Patrimonio Mundial, que demuestran el Valor Excepcional Universal.

Se trata de los fenómenos naturales o áreas de belleza natural e importancia estética excepcionales. Y el otro es que el sitio es ejemplo eminentemente representativo de las grandes etapas de la historia de la tierra, incluido el testimonio de la vida, de procesos geológicos en curso en la evolución de las formas terrestres o de elementos geomórficos o fisiográficos significativos.

La Payunia posee más de 800 conos volcánicos, todos los tipos de erupciones, gran diversidad de relieves producidos por el vulcanismo, todos los tipos de volcanes y casi todos los tipos de coladas volcánicas.

El área natural se encuentra a 110 km de la ciudad de Malargüe. Se accede por la Ruta Nacional 40 y también se ingresa por la Ruta Provincial 181.

La población guanacos ronda los 14.000 individuos, una de las más grandes del país. Hay también zorros, liebres y piches, ñandúes y choiques.

Trekking, ascensión de volcanes, excursiones en 4 por 4, observación de fauna y fotografía son las actividades sugeridas. La temporada de visita está habilitada todo el año. El ticket de ingreso puede obtenerse aquí.

En cuanto a las condiciones de accesibilidad, la reserva cuenta con infraestructura para la atención al visitante, y en el interior, sanitarios públicos accesibles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí