La Unión Europea comienza un proceso electoral clave y se prevé un crecimiento de la ultraderecha

0
31

La Unión Europea entrará este jueves en cuatro días muy movidos que definirán gran parte de su futuro. Con la apertura de las urnas en los Países Bajos, los ciudadanos de los 27 países de la UE elegirán desde hoy y hasta el domingo a su Parlamento común, en unas elecciones legislativas que vaticinan un avance de la ultraderecha y de los euroescépticos.

Los comicios tendrán un fuerte impacto en la economía, la política migratoria, el llamado Pacto Verde y en especial en la seguridad y defensa, en medio de la guerra en Ucrania.

Pero la gran incógnita será si los conservadores que han dominado la escena política europea se abren a pactar con la creciente derecha radical para garantizar su control parlamentario.

“La novedad es el posible cambio de la mayoría. Hasta hoy el Parlamento ha sido guiado por el centroderechista Partido Popular Europeo (PPE) y los socialdemócratas. Pero ahora podría nacer una mayoría distinta con el PPE y los dos principales grupos de ultraderecha, el Conservador Reformista y el de Identidad y Democracia”, dijo a TN el analista Federico Castiglioni, investigador del programa “UE, política e instituciones” del think tank italiano Istituto Affari Internazionali (IAI).

Cómo serán las elecciones europeas y qué dicen los sondeos
Los comicios empiezan este jueves en los Países Bajos. El viernes y sábado se sumarán Irlanda, República Checa, Letonia, Malta, Eslovaquia e Italia. Los 21 países restantes, entre ellos los que más legisladores eligen, como Alemania, Francia y España, votarán el domingo.

Los sondeos pronostican una remodelación del Parlamento. Según distintas encuestas, las elecciones debilitarán a los partidos proeuropeos tradicionales y favorecerán a los euroescépticos y a la derecha radical.
En estas elecciones se elegirán a un total de 720 eurodiputados (el número máximo además del presidente), 15 más que en 2019. Se trata, en síntesis, de las elecciones más cruciales desde la creación de la UE.

El bloque atraviesa hoy serios desafíos, en especial con la guerra en Ucrania, la crisis energética, la inmigración y la marcha de la economía. Pero el avance de la ultraderecha amenaza con diagramar un nuevo panorama político en el continente.

Los más pesimistas afirman que están en riesgo principios fundamentales de la UE.

La centroderecha coquetea con una coalición con la derecha radical
El Partido Popular Europeo (PPE) es favorito para ganar las elecciones, pero podría verse obligado a descartar a los socialdemócratas para construir una mayoría y aliarse con los bloques Conservador Reformista (de la premier italiana Giorgia Meloni y Vox de España) y el de Identidad y Democracia (de la referente de la derecha radical francesa Marine Le Pen y La Liga de Italia).

“Estos dos grupos podrían sustituir a la centroizquierda (en baja en los sondeos). Los números son muy estrechos”, dijo Castiglioni. Para el analista, el voto de la derecha radical es fuerte en Italia y en especial en Francia, arrastrado por la creciente popularidad del joven dirigente conservador francés Jordan Bardella. “Los jóvenes que antes votaban por la izquierda ahora lo hacen cada vez más por la derecha”, afirmó.

En ese marco, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se mostró abierta a pactar con la extrema derecha, para respaldar su ambición de ser reelecta en el cargo.

Pero dentro de la ultraderecha hay diferencias. De hecho, la Alternativa para Alemania/AfD fue expulsada del grupo Identidad y Democracia tras unas polémicas declaraciones de su líder, Maximilian Krah. ¿La causa? Dijo que no consideraba a todos los miembros de la unidad de élite nazi SS, implicada en atrocidades durante la Segunda Guerra Mundial, como criminales de guerra.

Las alianzas que surjan de estas elecciones delinearán la política europea en los próximos cinco años, en especial en materia de defensa, migración y ampliación del bloque. La gran figura que puede surgir en estos comicios es la premier italiana Giorgia Meloni, vista como la más dialoguista en el arco de la derecha radical.

En ese escenario, se diluye el gran sueño del primer ministro de Hungría, Viktor Orban, de conformar una gran coalición de la ultraderecha europea. Con una baja de la izquierda y un aumento sostenido de los euroescépticos en los sondeos, el ala radical de la vieja Europa amenaza con dinamitar principios fundamentales en los que hoy se asienta la UE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí