La misteriosa base espacial que China tiene en Neuquén

0
35

El silencio es total y la inmensidad de la árida estepa patagónica impacta. El sol se hace sentir en el cuerpo a pesar de las temperaturas otoñales y del fuerte viento característico de la zona. Todo forma parte de una clásica descripción del desierto de Neuquén, a excepción de un detalle que rompe por completo con el paisaje del lugar: una antena de 35 metros de diámetro y de una altura equivalente a 16 pisos.

Es la Estación de Espacio Lejano que China tiene en el corazón de esta provincia rica en petróleo y gas, pero, sobre todo, ubicada en una región estratégica para la observación y estudio espacial. El gigante asiático empezó a poner un pie en el lugar cuando en julio de 2012 la empresa China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC) firmó con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) de la Argentina un contrato para la instalación de la antena y posterior explotación de un terreno de 200 hectáreas por 50 años.

Bajo la estricta supervisión de la Administración Nacional Espacial China (CNSA), un órgano que depende del Ejército Popular de Liberación, la construcción de la estratégica base comenzó en 2014 y entró en funciones en abril de 2018. Oficialmente, desde allí los científicos e ingenieros espaciales chinos estudian la cara oculta de la luna, un terreno prácticamente inexplorado y donde China fue el primer país del mundo en llegar en 2019.

Pese que a lo largo de estos seis años de exploración espacial la base recibió la visita de científicos argentinos, políticos y diplomáticos, fue el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Marc Stanley, quien días atrás volvió a reflotar un misterio que siempre estuvo presente en torno a esta impactante instalación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí