Inicio Economía El Gobierno convalidó la devaluación que quería el FMI

El Gobierno convalidó la devaluación que quería el FMI

0
El Gobierno convalidó la devaluación que quería el FMI

Cuando los primeros comentarios de este domingo comenzaban a deslizar que el candidato de la Libertad Avanza, Javier Milei, se ubicaría como el candidato más votado de las PASO, la atención y el temor de todos los espacios políticos se trasladó al mercado. Y la reacción fue prácticamente automática: el Gobierno devaluó un 22% el peso contra el tipo de cambio oficial y convalidó así el pedido del Fondo Monetario Internacional (FMI). La decisión tendrá su efecto más claro en los precios y los especialistas ya prevén una inflación de dos dígitos al menos hasta fines de octubre.

Cuando se selló el acuerdo técnico con el FMI, el organismo ya había advertido que para que lleguen los desembolsos por US$7500 millones previstos para fines de agosto, el equipo económico debería concretar una serie de medidas. “Este acuerdo está sujeto a la implementación continua de las medidas de políticas acordadas y la aprobación del directorio ejecutivo del FMI, que se espera se reúna en la segunda quincena de agosto”, expresó el FMI cuando se aprobaron los aspectos técnicos de las últimas revisiones. Finalmente, el Fondo confirmó que la reunión será el 23 de este mes.

Las primeras decisiones se tomaron antes de las primarias: una suba de las percepciones -que el Gobierno calificó como “unificación”- del dólar ahorro, sumado a un aumento sobre las importaciones de bienes y servicios. Ahora, el Banco Central subió el tipo de cambio oficial, que cotiza a $365,50 para la venta en las pantallas del Banco de la Nación Argentina (BNA), mientras que el blue se acerca a los $700. Del lado bursátil, bajaban 12% los bonos soberanos de la deuda y las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street.

De esta manera, el Central dispuso una modificación en la administración del tipo de cambio distinta al ajuste diario que venía implementando. Dicho de otro modo, adelantó la devaluación prevista para los próximos meses. Sin embargo, esto no quiere decir que el tipo de cambio quede fijo, según explicaron a TN fuentes oficiales.

El Gobierno convalidó la devaluación que quería el FMI y recalienta la inflación al menos hasta octubre
En tanto, la autoridad monetaria incrementó a 118% la tasa de los plazos fijos. Si bien esta es una medida que busca que los ahorristas se mantengan en pesos y evitar así una mayor demanda de dólares, también convalida una mayor nominalidad y eleva el costo de los créditos, por lo que afecta a la actividad económica.

Ahora, el equipo de Economía espera que las nuevas medidas apuren el tratamiento del caso argentino por parte del directorio del Fondo, cuya fecha aún no está confirmada oficialmente, pero en despachos oficiales esperan que sea cerca del 20 de agosto. El visto bueno del board gatillará los desembolsos que se necesitan para las reservas del BCRA, hoy negativas por alrededor de US$10.000 millones.

Pero además, el Gobierno cristalizó también su compromiso con otro de los puntos más calientes en la discusión con el Fondo: el frente fiscal. En un documento que se difundió el sábado, el Ministerio de Economía explicó que se está trabajando en los detalles finales del Presupuesto 2024, donde plasmó su intención de alcanzar el “déficit primario cero”.

La meta de déficit fiscal con el Fondo para este año se mantuvo en 1,9% del PBI, pero para el primer semestre ya llegó al 1,1% y la segunda parte del año suele ser más exigente en materia fiscal. El FMI reconoció que “el cumplimiento de la meta requiere un mayor endurecimiento”.

También pidió por una serie de medidas acordadas de ingresos y gastos. Entre las más preocupantes, por el lado de los gastos, el organismo reclamó “contener el crecimiento de la masa salarial, actualizar las tarifas de energía para reflejar mejor los cambios en los costos de producción, mejorando al mismo tiempo la progresividad del sistema, y fortalecer los controles de gasto a través de una asistencia social mejor focalizada y una mayor racionalización de las transferencias corrientes a las provincias y empresas estatales”. Sin embargo, estimaciones privadas arrojan que el resultado fiscal primario de este año terminaría alrededor del 2,4%, sin cumplir con el FMI, lo cual explicaría la intención de llegar a “déficit cero” en 2024.

El Gobierno convalidó una devaluación y comprometió la inflación hasta octubre
En cuanto a los primeros efectos que se observarán sobre la economía en los próximos meses, el de mayor impacto se verá en los precios. Los especialistas aseguran que esta decisión eleva el piso de la inflación hasta octubre y ya piensan en índices mensuales de dos cifras.

“Tenemos que empezar a esperar una inflación de dos dígitos en agosto y septiembre. El Banco Central acaba de subir la tasa a razón del 9% mensual, lo cual incluso parece poco para la proximidad (de acá a octubre)”, reflexionó Matías De Luca, economista de LCG. “Antes, cuando se te movía el dólar paralelo, se trasladaba a precios. Ahora movés el dólar oficial, se te mueve el paralelo también”, completó.

Estas medidas, explicó, están relacionadas con la frágil situación económica impulsada por los resultados de las PASO: las reservas negativas y la aprobación de un candidato que propone dolarizar la economía y, en segundo lugar, el espacio que se comprometió a unificar los tipos de cambio cuanto antes. “Todo eso da una expectativa de un dólar más caro y la gente se anticipa. Con el faltante de dólares actuales y la volatilidad que estos resultados están generando, el Gobierno no puede sostener la situación. No tiene capital económico ni político para hacerlo”, evaluó De Luca.

“La razón de fondo tiene que ver con la buena elección de Milei y la mala elección del oficialismo y de Juntos por el Cambio. Además, el Fondo venía diciendo que pedía más. Se corrige así el atraso cambiario y los desembolsos deberían venir, lo cual daría estabilidad”, sumó Lorenzo Sigaut, de Equilibra.

“La suba de la tasa es también para acompañar porque la inflación se va a acelerar. Entre agosto y septiembre vemos un incremento del 10% mensual y entonces tenes el efecto distribuido en esos meses, sobre todo los bienes que siguen el tipo de cambio oficial y sobre todo los alimentos”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí