El Gobierno allana el camino para la próxima prueba ante el FMI

0
71
Central Bank of Argentina's President Santiago Bausili attends a press conference following a staff-level agreement with the International Monetary Fund (IMF) on the latest review of the country's $44 billion debt program, at the Economy Ministry building in Buenos Aires, Argentina, January 10, 2024. REUTERS/Matias Baglietto

El Banco Central (BCRA) compró US$124 millones este martes y con eso las reservas brutas quedaron en US$29.894 millones. Así, se encaminan a superar los US$30.000 millones por primera vez desde fines de junio del año pasado.

Desde el cambio de gobierno, la administración de Javier Milei compró US$14.396 millones. Y la perspectiva es que el BCRA podrá seguir sumando reservas en el segundo trimestre, el más fuerte en términos de liquidaciones del agro. De hecho, el FMI fijó una meta más ambiciosa para la revisión de los números oficiales a junio: según lo pactado, el Gobierno tendrá que demostrar una acumulación de reservas netas por US$9200 millones desde diciembre hasta mitad de este año.

En el primer trimestre de 2024, en tanto, el objetivo era de US$6000 millones. La semana pasada, funcionarios del FMI habían anticipado que la Argentina había cumplido la meta “con amplio margen” y este miércoles lo confirmaron los datos oficiales. Según la estimación de la consultora Outlier en base a la información publicada por el BCRA, el organismo acumuló unos US$6600 millones entre diciembre y marzo.

Reservas netas, ¿positivas?
Con las compras de los últimos días, algunos economistas empiezan a estimar que las reservas netas volvieron a terreno positivo. La gestión de Milei asumió con ese indicador en torno a los US$11.000 millones negativos y la acumulación de dólares le permite acercarse a zona neutral.

La estimación diaria que realiza la consultora Equilibra, por ejemplo, considera que las reservas netas volvieron a ser positivas hace pocos días. Al 22 de abril, puntualizaron que ese indicador llegó a los US$743 millones. Para LCG, en cambio, “las reservas brutas rozan los US$30.000 millones, en tanto que las netas son negativas por US$1700 millones”.

Las proyecciones de reservas netas varían porque no existe una única metodología para calcularlas. A grandes rasgos, toman en cuenta los dólares propios del BCRA (excluyendo el swap con China, por ejemplo, y las tenencias de oro). Sin embargo, algunas consultoras descuentan, por ejemplo, el stock de Bopreal (el bono que el BCRA le dio a los importadores para cancelar la deuda comercial).

En esa línea, PPI explicó que el Gobierno no le resta a las reservas brutas la amortización e intereses devengados de Bopreal a pagar en los próximos 12 meses ni los derechos especiales de giro (la moneda del FMI) que tiene el Tesoro por hasta el financiamiento neto del programa con el FMI, que llega US$4200 millones. Por el contrario, indicaron que la metodología del Fondo para medir las reservas netas deduce el Bopreal y la totalidad de los depósitos del Tesoro en moneda extranjera. Por eso, todavía muestra números negativos.

Gabriel Caamaño, socio de Outlier, resaltó que, pese a la mejora temporal, lo más probable es que las reservas netas finalmente terminen el mes en terreno negativo, dado que el Gobierno postergó un pago de casi US$2000 millones al FMI para fin de abril y tendrá que afrontar otro vencimiento por alrededor de US$800 millones a comienzos de mayo. En tanto, solamente recibirá US$800 millones por parte del organismo multilateral, si el equipo económico no logra un giro extra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí