Día 1: tras confirmar su continuidad, Massa tomó medidas en plena incertidumbre por el dólar

0
162

Extenderá el tipo de cambio exportador más alto pero con una fórmula distinta. No habrá feriado cambiario y descartan una devaluación. El dólar CCL abrirá a $877 y el libre, a $950

Este martes, tras el feriado nacional del lunes, la actividad en los mercados retomará su actividad habitual. La mira estará puesta en los tipos de cambio paralelos, y qué respuesta tendrán ante la novedad que arrojó el resultado del balotaje y el inicio de la transición hasta el 10 de diciembre. El Banco Central anunció que no habrá ninguna restricción para la actividad cambiaria y bancaria y desde el Ministerio de Economía anticiparon una primera medida para mantener el ingreso de reservas.

Según dejaron saber desde el equipo económico, no habría este martes en la apertura de mercado un nuevo reajuste del tipo de cambio oficial y se descartó un feriado cambiario. Sí habrá una primera medida concreta: el Gobierno dará continuidad a un tipo de cambio más alto para la liquidación de exportaciones.

De todas formas, será con una fórmula distinta de la que rigió hasta el viernes, que implicaba que el 70% de las liquidaciones deberían realizarse al tipo de cambio oficial y el 30% restante al contado con liquidación. Ahora será con una fórmula 50% y 50%, lo que implicaría una tasa aproximada de conversión de $615 por dólar. Con esta medida quedaría descartada una devaluación del tipo de cambio oficial.

Falta aún conocer la respuesta en el mercado cambiario libre. Una primera señal la dio, desde el domingo, la cotización del dólar cripto, una conversión que si bien es menos representativa que otras más tradicionales como el contado con liquidación y el dólar Bolsa, tiene actividad las 24 horas. Y ese dólar cripto llegó a superar los $1.100 sobre la noche del domingo electoral; a lo largo del feriado, comenzó a bajar y volvió a ubicarse cerca de los $950, el mismo valor que tenía antes de las elecciones. Como referencia, el CCL y el MEP abrirán este martes a $877 y $858, respectivamente. El blue, por su parte, retomará actividad a $950.

El equipo de funcionarios de Sergio Massa en el Ministerio de Economía se reunieron este lunes, tras la derrota en la segunda vuelta electoral y para empezar el trabajo de transición con Javier Milei, en un contexto que incluirá decisiones clave para los próximos días antes del recambio de gobierno. En la mira están el dólar oficial, el manejo de la deuda en pesos, que mañana podría tener una instancia clave y los precios relativos como combustibles o tarifas y otros que están bajo acuerdos con empresas, como los de consumo masivo.

Massa confirmó que continuará durante las semanas de transición como ministro de Economía y designó a parte de su equipo como miembros de la mesa de paso de mando económico, que estará integrado por el viceministro Gabriel Rubinstein, el jefe de asesores y principal interlocutor con el Fondo Monetario Internacional Leonardo Madcur, el secretario de Hacienda Raúl Rigo y el presidente del Banco Central Miguel Pesce.

Las primeras horas tras el resultado electoral llegaron con un primer chispazo entre el gobierno saliente y el ganador del balotaje: Massa pidió que el candidato ganador empiece a tener “responsabilidad” por lo que suceda con la economía desde esta semana y Milei replicó que el Gobierno actual deberá responder por cualquier reacción en el mercado hasta el 10 de diciembre.

Otra parte de la agenda llegará este martes. Esta semana vencerán 1,5 billones de pesos de deuda en moneda local y buscará emitir bonos –atados a inflación o devaluación– para conseguir fondos suficientes para cubrir esas obligaciones de pago.

La cuestión del manejo de la deuda asoma como uno de los temas de agenda que más rápido se presentarán para Massa como jefe del Palacio de Hacienda en medio del proceso de traspaso de mando -político en la Casa Rosada y económico en el Ministerio de Economía y el Banco Central-, y además es un tema del que Milei eligió pronunciarse en su discurso de victoria, el domingo por la noche. Habló de un Estado que “cumple a rajatabla con sus compromisos”, lo que fue leído como un guiño a que una administración libertaria no buscará incumplir pagos de deuda. Este lunes los activos argentinos reaccionaron con euforia la llegada de Milei a la presidencia.

En el primer día de transición, Milei anticipó que buscará privatizar YPF y los medios de comunicación públicos. “A YPF primero la tienen que recomponer. Desde que el señor Kicillof decidió estatizarla, no solo con un perjuicio de 16 mil millones de dólares, sino que además el deterioro que han hecho de la empresa, en término de resultados, para que valga muchísimo menos que cuando se la expropió. Evidentemente, lo primero que hay que hacer es recomponerla”, manifestó el economista libertario.

Y explicó: “En la transición que nosotros estamos pensando en la cuestión energética, tanto Enarsa como YPF, tienen un rol. Mientras, se racionalizan esas estructura, se las ponen a crear valor, y de esa manera se las pueda vender de una manera muy beneficiosa para todos los argentinos”.

En referencia a la tarifa del combustible, Milei aclaró: “En materia tarifaria consideramos que tenemos que recomponer la situación financiera de los contratos, pero que esos ajustes sean pagados por el estado, en términos de reducciones impositivas o mecanismos de rediseño de impuestos, para que beneficien el flujo de fondos de la compañía. Y para que el impacto en la empresa sean minimizados. Después el residuo recién ahí se ajustaría, en tanto y en cuanto, se recompongan los ingresos de los argentinos”.

“Todas las medias están apuntando a recomponer el equilibrio económico-financiero, y sin causar daño sobre los argentinos. Y siempre teniendo un renglón especial para los segmentos más vulnerables”, concluyó el nuevo mandatario nacional.

También consideró que el acuerdo con el Fondo Monetario “está caído”, y anticipó que mantendrá conversaciones con el staff del organismo en los próximos días. Por definición, Milei aseguró que el programa con el Fondo no debería ser un problema porque buscará converger al superávit fiscal (incluyendo los intereses de deuda) de manera rápida.

Por otra parte, el candidato electo mencionó que su prioridad de política económica será el desarme de las Leliq. En declaraciones radiales, el líder de la Libertad Avanza abundó sobre el problema y aseguró estar trabajando en una “ingeniería financiera” que le permita superar ese escollo que permita liberar el tipo de cambio. Infobae elaboró una serie de diez claves para entender qué son las Leliq y por qué suponen un obstáculo para terminar con los controles de cambio.

“Nosotros vamos a empezar por la reforma del Estado y con el problema de las Leliq. Esos son los dos temas más urgentes”, dijo Milei en declaraciones a Radio Mitre. “Hay que poner en caja las cuentas públicas muy rápidamente y resolver el tema de las Leliq para poder abrir el cepo (…) Estamos trabajando en una ingeniería financiera para que justamente sea apetecible para el mercado y poder resolverlo de la manera más rápida posible”, dijo.

“¿Por qué es importante esto? Si nosotros no resolvemos el problema de las Leliq y abrimos, nos vamos a una hiper. Entonces para evitar la hiper hay que resolver el tema las Leliq porque no es opción mantener este cepo que traba la economía”, razonó.

Fuente: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí