Los números de los primeros 6 meses de Javier Milei en el poder

0
29

Javier Milei es un presidente distinto, en cuestiones de forma y de fondo, y los datos de sus seis primeros meses de gobierno así lo reflejan. Llegó a la Casa Rosada sin un gobernador o un intendente de su misma fuerza; con amplia minoría en el Congreso, y sin estructura política y, aunque puede mostrar pocos triunfos económicos y ninguno legislativo, la gran victoria de esta primera etapa fue mantener una alta aceptación social y hacer crecer su figura como abanderado mundial del liberalismo libertario.

Suma en su haber estar entre los tres presidentes que más veces viajaron al exterior; ser el único al que a esta altura no le aprobaron una sola ley en el Congreso y el que primero atravesó una crisis interna que derivó en la renuncia de miembros de su gobierno, uno de ellos nada menos que su propio jefe de Gabinete. En total, dejó su cargo un funcionario de primera línea cada 15 días.

Pero también, es el Presidente que consiguió revertir el déficit fiscal en menos de 60 días; pese a que en gestiones anteriores parecía incontrolable, pudo mantener a raya el dólar blue (aunque en los últimos días comenzó a mostrar inestabilidades), y acumular más de US$8000 millones de reservas.

La inflación también marcó el pulso de los primeros meses de Milei en el sillón de Rivadavia. Tras alcanzar el 25,5% en diciembre y cerrar 2023 con un alza acumulada del 211,4% -la cifra más alta en las últimas tres décadas-, el sendero de la desaceleración lo inició el primer mes de 2024 y cerró abril (último dato disponible) en 8,8%, cuatro puntos porcentuales por debajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que había dejado la presidencia de Alberto Fernández.

Para algunos analistas, una de las razones principales del freno de la espiral inflacionaria se debe a la fuerte contracción del consumo, producto de una caída de la actividad económica del 5,3% solo en el primer trimestre del año. Para el Gobierno es resultado del éxito de una política que, entre otras variables, apuntó a la cero emisión.

Los primeros meses de gestión de un presidente se los suele conocer como “la luna de miel de la política”. Se caracteriza por ser un período en el que la sociedad otorga tiempo al nuevo gobierno para que dé a conocer su plan, organice sus equipos y empiece a administrar.

A excepción de Alberto Fernández -atravesado por la cuarentena durante la pandemia de coronavirus- en los últimos mandatos los plazos se fueron acortando a menos de 90 días, pero con Milei esa regla también se quebró, atravesó seis meses de mandato y, hasta ahora, el encantamiento inicial no mostró su fecha de caducidad, más allá de algunas manifestaciones masivas por temas puntuales, como el financiamiento universitario.

En La Libertad Avanza creen que la clave está en dar lo que llaman “la batalla cultural” y el Presidente está dispuesto a hacerlo, dentro y afuera de la Argentina. Por eso, más allá de elegir cuidadosamente el destinatario de sus críticas en cada una de sus peleas, también no titubea a la hora de subirse a un avión para llevar por el mundo sus ideas de la libertad.

Así, con siete giras al exterior y el 17,5% de su presidencia fuera de la Argentina, Milei se ubicó entre los tres mandatarios que -desde el retorno de la democracia- más viajes realizaron en el primer semestre de mandato, junto con Néstor y Cristina Kirchner, con igual número de salidas por Ezeiza. Si se toma el cálculo en términos de días en los que Milei estuvo fuera del país -32- uno de estos primeros seis meses, a la Argentina la gobernó la vicepresidenta Victoria Villarruel.

El destino de sus viajes también fue distinto a los gobiernos anteriores. Desde Raúl Alfonsín hasta Alberto Fernández, los destinos preferidos para iniciar las giras al exterior fueron países de la región, pero de los siete que realizó Milei más de la mitad fue a Estados Unidos.

Sin embargo, en ninguna de las cuatro ocasiones en que arribó el país del norte se encontró con Joe Biden ni con funcionarios de la Casa Blanca. Recibió premios; visitó en dos oportunidades al magnate Elon Musk; se reunió con el expresidente Donald Trump y con Mark Zuckerberg, y disertó ante empresarios y estudiantes, pero no fue recibido oficialmente por el gobierno de Estados Unidos.

También viajó a Suiza, Israel, Italia, el Vaticano, España y El Salvador, varios destinos incluidos en una misma gira, ninguno regional. Apenas cumplidos los primeros seis meses, volverá a subirse a un avión, esta vez con destino Europa para la cumbre del G7 y recibir otro premio.

Milei llegó a la Casa Rosada con la promesa de la dolarización, y con el plan de recortar el gasto, motosierra en mano. En la práctica, le sumó también la licuadora de ingresos. Como parte de su programa económico, reacomodar las principales variables era uno de sus objetivo más importantes y lo viene cumpliendo.

En el primer semestre de mandato llevó las reservas del Banco Central de los US$21.017 millones que la autoridad monetaria contabilizó al último día hábil de la gestión de Alberto Fernández, a los US$29.297 millones registrados al cierre de este viernes 7 de junio. Según analistas, las reservas netas siguen en terreno negativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí