La tasa de interés bajó 30 puntos en menos de un mes

0
38

La tasa de interés en pesos pasó de 80% a 50% en menos de un mes, por decisión del Banco Central. El rendimiento de los plazos fijos, que replica esa tendencia, cayó a la zona del 40%. Desde la asunción de Javier Milei hubo 5 recortes, pero tres de ellos se dieron entre abril y lo que va de mayo, lo que da cuenta de la profundización de la política oficial de mantener retornos negativos en moneda local.

A diferencia de otras estrategias para luchar contra la inflación, que se basan en mantener una tasa de interés alta para que los pesos no se destinen a comprar bienes o servicios, el Gobierno prefirió la licuación de los saldos reales. En pocas palabras, disminuir el valor del peso de modo tal de absorber todo el excedente monetario de la economía.

Las razones de la última baja de tasas son al menos cuatro, según los analistas del mercado. Si bien la licuación de los saldos en pesos aparece allí, también hay cuestiones relacionadas con el financiamiento del Gobierno y la salida del cepo al dólar.

Inflación a la baja y tasa negativa
Con menos pesos ociosos que impulsen los precios y tras la postergación de algunos aumentos (como el del impuesto a los combustibles) y el freno a otros (tarifas y prepagas), el equipo económico se ilusiona con que la inflación de abril haya perforado el 10%.

Golpe al carry trade
Tras el último recorte, el rendimiento mensual en pesos quedó en la zona del 4% y se acerca al 2% al que se desliza cada mes el dólar oficial. De esta manera, el Gobierno le quita atractivo a la apuesta financiera que consiste en obtener ganancias en moneda extranjera a través de activos en pesos (carry trade) y reduce la demanda de estos últimos.

Mejora el balance del Banco Central y ayuda al Tesoro
Según Federico Furiase, asesor del ministro Luis Caputo, la última baja de tasas implica un ahorro mensual de $283.000 millones en pago de intereses de la deuda del BCRA. Al mismo tiempo, desde Consultatio señalaron que lo más probable es que una parte de los pesos que hoy están en instrumentos de deuda del organismo se vayan a financiar al Tesoro, cuyas tasas son menos negativas.

Menos pesos a la salida del cepo
La contraparte del desarme de deuda del Banco Central para con los bancos es la licuación de los ahorros. El Gobierno entiende que eso es necesario para que los pesos depositados no corran al dólar en el momento en que no haya más restricciones cambiarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí