La jefa del FMI dijo que la inflación en Argentina “está bajando un poco más rápido” de lo esperado

0
77

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, aseguró este jueves que el Gobierno de “está avanzando muy rápidamente” en su plan de ajuste fiscal y que “la inflación está bajando más rápido” de lo que esperaban inicialmente.

“Mire a la Argentina, un país que ha sido durante mucho tiempo percibido como un rezagado desde el punto de vista de las reformas, ahora se está moviendo muy rápidamente hacia el endurecimiento del gasto fiscal, conseguir la capacidad de la inversión privada para encontrar un mejor rendimiento. La inflación en Argentina está bajando un poco más rápido de lo que esperábamos inicialmente”, consideró Georgieva.

La economista búlgara se refirió al país cuando hablaba sobre el crecimiento en Latinoamérica durante la tradicional conferencia de prensa que ofrece en las Sesiones de Primavera del FMI, horas antes del encuentro en Washington entre el staff del Fondo y el ministro Luis “Toto” Caputo.

El titular del palacio de Hacienda buscará convencer a los representantes del organismo de crédito (y del Banco Mundial) de que podrá negociar el desembolso de nuevos fondos por el posible sobrecumplimiento de las metas fiscales y de acumulación de reservas impuestas en el programa con el Fondo.

Caputo tiene la intención de conseguir mayor financiamiento que, según pudo saber TN, serían para levantar las restricciones sobre el acceso al dólar. Sin embargo, conseguir nuevos fondos, al menos con el FMI, implicaría nuevas condiciones como un ajuste sobre el tipo de cambio oficial, lo cual generaría un problema adicional: si el Gobierno avanza en una nueva devaluación, se complicaría el objetivo de mostrar una desaceleración en el índice de inflación.

Lo cierto es que en el Fondo también hay dudas sobre algunas cuestiones, principalmente la resistencia que podrá tolerar la sociedad al fuerte plan de ajuste y el respaldo político que tendrá el Gobierno para llevar adelante sus medidas. Además, existe cierta incertidumbre sobre el futuro de la política cambiaria oficial por el aún vigente deslizamiento del 2% del tipo de cambio oficial, con una inflación que corre a un ritmo por encima del 10%.

Si bien el equipo económico podrá mostrar buenos resultados sobre los objetivos fiscales y de acumulación de reservas, también deberá enfrenar una serie de compromisos previstos para abril que fueron postergados para fin de mes. De esta manera, se deberá pagar algo más de US$1932 millones y luego, el 1° de mayo hay vencimientos por US$846 millones. Así, los vencimientos para el segundo trimestre con el FMI suman US$2778 millones.

En mayo el FMI llevará adelante la octava revisión trimestral del acuerdo. La Argentina tendrá que mostrar que acumuló reservas netas por US$6000 millones al cierre de marzo, algo que se da por descontado, dado que el Banco Central compró US$11.376 millones desde el cambio de gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí