Constanza Almenara se prepara para una fecha del ranking argentino de windsurf

0
429

La mendocina competirá en la categoría Iq Foil en el torneo a realizarse del 8 al 10 de setiembre en Córdoba.
La deportista mendocina de 20 años y oriunda de Godoy Cruz combina sus actividades diarias entre el estudio de la carrera de psicología y entrenamientos físicos, pensando en el regreso a la actividad competitiva, ya que su última competencia fue en marzo pasado en Mendoza.

Coni, como la llaman, se viene preparando, principalmente en la parte física, para participar en una fecha del ranking argentino de windsurf en la categoría olímpica Iq Foil, que se disputará del 8 al 10 de setiembre en el lago San Roque, provincia de Córdoba. Además, está la posibilidad de que también esté presente en el Sudamericano de Fórmula Foil a realizarse del 26 al 29 de octubre en San Rafael pero, en este caso, todo dependerá de su carrera universitaria.

La windsurfista, que se subió por primera vez a una tabla cuando tenía 8 años y a los 12 comenzó a competir, explicó: “Estoy entrenando para correr en dos competencias, pero también le pongo el tiempo necesario para llevar al día mis estudios universitarios”.

“En principio –agregó–, me voy a correr del 8 al 10 de setiembre una fecha del ranking argentino en Córdoba, en la categoría Iq Foil. Tengo encima mucha preparación física, estoy pedaleando en un grupo y haciendo mucho gimnasio, pero no mucho navegando. Sabemos cómo está el clima, hay viento Zonda cada dos o tres días y está bastante complicado por ese lado, pero sí tengo mucha base física, que es algo que me faltaba”.

También la joven comentó: “Hay un Sudamericano de Fórmula Foil, que no es mi categoría, pero a mí me encanta y tengo ganas de correrla, que se realizará en El Nihuil del 26 al 29 de octubre. Todo dependerá de mis estudios, ya que comienzo la facultad esta semana”.

Almenara manifestó además: “Estoy en tercer año de la carrera de psicología con los estudios al día en la Universidad Católica y estoy muy contenta por ese lado, pero también por volver a competir, ya que la última vez que lo hice fue en marzo pasado en Mendoza, donde me fue muy bien y superé mis propias expectativas”.

Al respecto, señaló que “el entrenamiento se basa fundamentalmente en el aspecto físico, que era la falencia que veníamos viendo. Pero ahora, que el tiempo comienza a ponerse más lindo, metemos más entrenamiento en el agua, para trasladar en la navegación toda la base física que preparé, porque si no, no sirve de nada”.

Finalmente, la joven aclaró que “cuando uno no compite desde hace mucho, pierde roce competitivo. No hay una expectativa puntual de obtener un puesto específico en el argentino de Córdoba, sino poner a prueba este entrenamiento físico, ir retomando el ritmo de competencias y estar lo más alto posible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí