Comenzó el trabajo de reparación de caminos para nuevos proyectos de cobre en Malargüe.

0
30


Autoridades de Energía y Ambiente recorrieron la zona para controlar las tareas iniciadas por Geometales SA, que tiene proyectos de exploración en El Burrero y Las Choicas. Ambos fueron aprobados por la Legislatura en diciembre.
Las tareas de reacondicionamiento de caminos para iniciar las exploraciones de cobre en El Burrero y Las Choicas, Malargüe, comenzaron gracias al convenio entre la Dirección Provincial de Vialidad y Geometales SA, la empresa de capitales nacionales que se llevará adelante los trabajos en ambas formaciones.

Se trata de dos exploraciones cupríferas aprobadas por la Legislatura de Mendoza, que permitirán saber con exactitud el potencial de producción de cobre de la zona. Para esto se requería la reparación de la Ruta 222, que une Las Leñas con Valle Hermoso.

El subsecretario de Energía del Ministerio de Energía y Ambiente, Manuel Sánchez Bandini; el director de Protección Ambiental, Leonardo Fernández, y Jerónimo Shantal, a cargo de la Dirección de Minería, acompañados por el intendente de Malargüe, Celso Jaque, recorrieron las obras junto con un equipo de la Policía Minera y comprobaron que todo se lleve adelante bajo las normativas ambientales.

Se prevé que a principios de marzo esté instalada la base del campamento donde un equipo técnico comenzará las tareas de geofísica, mientras se sigue trabajando en el mejoramiento de unos 40 kilómetros de caminos.

Una inversión de U$S20 millones para Mendoza

La Legislatura de Mendoza aprobó tres proyectos de prospección y exploración de Geometales SA, que invertirá U$S20 millones.

En El Burrero se planifica perforar 23 pozos exploratorios, cuya profundidad varía entre 400 y 750 metros, con el objeto de determinar el potencial geológico del yacimiento. En Las Choicas se perforarán 17 pozos, mientras que en un tercer yacimiento, llamado La Adriana, se hará un trabajo de prospección.

Los trabajos se llevarán adelante con estricto cumplimiento de la normativa. Los proyectos fueron analizados por profesionales de la Universidad Nacional de Cuyo, el Departamento General de Irrigación y las comisiones de Ambiente, Hidrocarburos y Legislación de la Legislatura provincial, que invitaron a exponer a expertos en minería y ambiente.

Los estudios ambientales y sociales determinaron que no se afectará a glaciares, pobladores, puesteros, cauces o cuerpos cavernosos. Además, se trabajará bajo estrictos protocolos y planes de manejos ambientales, con especial cuidado en la flora y la fauna y el subsuelo.

En todos los casos se utilizará la perforación diamantina, una modalidad que trabaja con objetivos definidos previamente gracias a relevamientos geoquímicos, geofísicos e hiperespectrales previos.

El inicio de la exploración y prospección de estos proyectos será crucial para la generación de nuevos empleos, no solo de forma directa sino también en sectores como la metalmecánica, construcción, industria del conocimiento, comunicaciones, gastronomía, hotelería y diversos servicios asociados. Además, se contratará, según se estipula en los proyectos aprobados, mano de obra local. Mendoza cuenta con la infraestructura necesaria y proveedores de bienes y servicios para impulsar el desarrollo de esta industria.

Mendoza lleva 20 años sin explorar cobre, y hoy, según proyecciones internacionales, se posiciona como una de las zonas con mayor potencial para un mineral que será cada vez más demandado para la transición energética.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí