Aumentaron 9% las exportaciones de carne en el primer semestre

0
188

Argentina es el único país del Mercosur que incrementó sus exportaciones de carne vacuna en el primer semestre, con un crecimiento del 9% interanual, pese a las restricciones del Gobierno para los envíos al extranjero y la brecha cambiaria.

Sin embargo, hubo un declive del precio que percibe la Argentina en el mercado internacional, ya que se observó una caída dólares de la cotización promedio de la tonelada comercializada.

De acuerdo a datos recientemente publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), Argentina registró embarques por 327,2 mil toneladas de cortes bovinos de enero a junio de este año.

¿Querés recibir más información sobre el campo?
Suscribite acá
Ingresá tu email

Suscribirme
Esta cifra representa un incremento de casi 9% en comparación con el mismo período del año anterior, lo que equivale a aproximadamente 26 mil toneladas adicionales exportadas.

Mientras tanto, otros países como Brasil, Uruguay y Paraguay han experimentado retrocesos en términos de volumen embarcado.

El aumento en las exportaciones argentinas ha sido resultado, en gran parte, de una mayor oferta de carne vacuna generada por faenas más elevadas, debido a las difíciles condiciones climáticas, particularmente la sequía.

Aunque el mercado local absorbió una parte significativa de esta mayor oferta, las exportaciones también se han beneficiado al captar un mejor saldo exportable.

Sin embargo, este crecimiento en las exportaciones ha tenido un costo. Para mantener su competitividad en el mercado internacional, Argentina tuvo que ajustar el precio de sus envíos.

Durante el primer semestre del año, el valor promedio de la tonelada embarcada fue de US$4274, lo que representa una reducción del 27,5% en comparación con el mismo período del año anterior, cuando se lograron US$5.900 por tonelada.

Para mantener su competitividad en el mercado internacional, Argentina tuvo que ajustar el precio de sus envíos.
Para mantener su competitividad en el mercado internacional, Argentina tuvo que ajustar el precio de sus envíos.
Operadores del sector indicaron que esta resignación en los precios ha sido necesaria para aumentar la participación del país en el mercado global.

A pesar de la disminución en los ingresos por unidad, el incremento en las exportaciones ha permitido a la industria cárnica argentina amortiguar los crecientes costos de operación, en un contexto de alta inflación y dificultades económicas.

Sin embargo, según un reciente informe del Rosgan, el mercado ganadero de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), existe la preocupación de que mantener una estrategia de ajuste vía precio a largo plazo pueda afectar la rentabilidad de los productores y exportadores, poniendo en riesgo la sostenibilidad de este crecimiento.

Por lo tanto, consideraron que es esencial que el Gobierno y los actores de la industria trabajen en conjunto para abordar las barreras comerciales y las regulaciones que dificultan la competitividad de Argentina en el mercado internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí