Aceite de oliva mendocino: un producto de exportación que puede encontrarse a la vuelta de casa

0
279
Famoso por los beneficios para la salud y valorado por su sabor, este producto local desembarca en destinos como Brasil, España y Estados Unidos. Por qué consumirlo a diario, desde los 6 meses de vida.

El aceite de oliva de Mendoza se exportó, entre 2019 y 2022, a Brasil, Chile, España, Estados Unidos, México y Paraguay. En el mismo período, el pico de exportaciones se dio el año pasado, con 5.759.128 kilos, por un monto de 20.612.654 FOB (USD).

En otro corte de datos, aparecen los comparativos de exportaciones de mayo de 2022 a mayo de 2023. En FOB (USD), el aumento fue de 13% -de 5.726.957 a 6.479.482. Y en kilos es inverso: en mayo de 2022, el volumen fue de 17% más, pasando de 1.660.052 el año pasado a 1.383.166, en 2023. En este período, los destinos fueron Brasil, España y Estados Unidos.

El aceite de oliva virgen extra es considerado un alimento protector por sus efectos cardiosaludables. Está compuesto de:

-Grasas monoinsaturadas, que favorecen la reducción del colesterol LDL (malo para el organismo).

Ácido Oleico (omega 9).

-Ácido linoleico (omega 6).

-Es rico en vitamina A, D, E y K esenciales para el buen funcionamiento del  organismo.

-Polifenoles que disminuyen el daño muscular, causado por la inflamación.

Entre los beneficios, se destacan:

  • Aumento de las defensas, fortaleciendo el sistema inmunitario.
  • Control del estreñimiento.
  • Favorecer el bienestar digestivo.
  • Ayuda a controlar estrés, porque  produce encefalinas cerebrales, que provocan una sensación de  bienestar.

Una cucharadita por día desde los seis meses

  • En cuanto al consumo, lo aconsejable es una cucharadita diaria, en estado crudo y durante toda la vida, salvo los primeros seis de vida, porque es el momento de lactancia materna de forma exclusiva.
  • En niños hay que ser prudente. Puede ofrecerse una cucharadita de aceite de oliva en crudo desde los 6 meses, nunca antes.
  • Otro de los tips no recalentar el aceite de oliva, porque pierde sus propiedades, es decir, no utilizar para freír.

Fuentes:

-Pro-Mendoza.

-Ministerio del Salud, Desarrollo Social y Deportes, a través del  Departamento de Educación para la Salud y su nutricionista, María Fátima Ghazoul.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí