. .

Una imprudencia en una casa en Tigre terminó en tragedia. El domingo cerca de las 17 un nene de diez años mató de un disparo de escopeta a su hermana de cinco. El chico encontró el arma detrás de un armario de la vivienda, la manipuló, la accionó de manera accidental y le disparó a su hermana en el tórax. El menor se encuentra en estado de shock.

La madre de los chicos y su pareja relataron a la policía que estaban fuera de la vivienda, ubicada a la altura del arroyo Dientudo, cuando escucharon una detonación que provenía del interior de la casa. Entraron corriendo y se encontraron con el cadáver de la nena.

Según el testimonio de los adultos a la policía, el nene agarró una escopeta que el dueño de la casa había escondido detrás de un armario. La accionó y de manera involuntaria mató a su hermana. El arma se encuentra a resguardo para ser sometida a pericias.

El caso está siendo investigado por la fiscal Verónica Sayago, de la UFI de Menores del departamento judicial de San Isidro.

Tragedias similares en Córdoba y Rosario
Un nene de 10 años recibió un disparo accidental de arma de fuego manipulada por su hermano de 12, mientras jugaban con el revólver, en una casa del barrio Villa Urquiza, en la ciudad de Córdoba. Según revelaron sus familiares, la tragedia tuvo lugar el miércoles al mediodía, cuando los chicos encontraron la pistola en un armario de la casa.

“Estaban los dos hermanos en el domicilio, Lautaro y Brian, y uno de ellos encontró un arma adentro de un mueble, tengo entendido, en el cual Lauti le dispara primero a Brian y ahí él le quita el arma y le tira a su hermano”, relató Juan Pablo Moreno, tío de los dos nenes, en diálogo con Canal 10. Y aclaró: “La encontraron ocasionalmente, estaban jugando y pasó esto. Estamos todos consternados”.

En tanto, en Rosario tras un vuelco en la investigación determinaron que Thiago Avaca recibió un balazo en la cabeza, realizado en forma aparentemente accidental por un nene con el que jugaba en su domicilio del barrio Tiro Suizo.

En el momento del hecho, la víctima estaba bajo el cuidado de un tío, un joven de 17 años. Avaca había invitado a su casa a algunos amigos a jugar a los videojuegos. La principal hipótesis es que uno de ellos tomó un arma que había sobre un mueble y efectuó un disparo sin querer.

El nene recibió el impacto en la cabeza y cayó gravemente herido. Su tío lo cargó y salió de la casa pidiendo ayuda a los gritos. Un vecino lo llevó a un hospital de la zona, donde los médicos no pudieron hacer nada para salvar la vida del pequeño Thiago.

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here