.

Con los regresos de Juanfer Quintero y Ponzio, el equipo de Marcelo Gallardo derrotó 2 a 0 a Almagro.

Apenas 6 minutos habían pasado desde el pitazo inicial de Ariel Penel cuando Rafael Santos Borré empujó la pelota a la red para abrir el marcador. No fue más que una confirmación de que la maquinaria roja y blanca continúa aceitada. Con una jugada rápida, a puro toque, con el sello riverplatense y el signo distintivo del gran momento por el que atraviesa el ciclo de Marcelo Gallardo.

De Nacho Fernández a De La Cruz, de De La Cruz (con pausa incluida) a Palacios, de Palacios (de primera) a Nacho, quien sacó un tremendo remate de derecha que dio en el travesaño y que Borré -muy atento- capturó. ¿Adelantado? Pareció estar en la misma línea (el VAR habría dado la precisión) que los marcadores centrales de Almagro.

Desde ese momento, River manejó todo a su ritmo. Y en el segundo tiempo, con la expulsión de Arrechea, aumentó su dominio, puso el segundo gracias a Ignacio Scocco y hasta disfrutó de los regresos de Leonardo Ponzio y Juanfer Quintero. Así avanzó a las semifinales de la Copa Argentina, donde enfrentará al vencedor de Colón y Estudiantes de Buenos Aires.

Tras otra gran jugada muy bien combinada, con varias asociaciones, podría haber aumentado el marcador, pero la definición de Scocco titular en lugar de Matías Suárez, dio en el palo cuando Limousin estaba vencido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here