. .

TN.com.ar consultó a cinco empresas de turismo. Una por una las opciones para comprar un pasaje o un paquete; qué hacer si se tiene fecha de vuelo para las próximas semanas, y qué pasa con quienes no pueden volver.

El nuevo cupo de 600 pasajeros diarios que pueden ingresar a la Argentina generó incertidumbre y ansiedad no sólo a quienes están fuera del país y no pueden regresar, sino también entre quienes tienen programado viajar en los próximos días o piensan comprar un pasaje o un paquete turístico para el exterior. Reprogramar, cancelar, esperar: una por una las opciones y recomendaciones de cinco agencias de turismo consultadas por TN.com.ar, que despejan todas las dudas.

En el Gobierno aseguran que la medida es transitoria para demorar lo más posible la circulación comunitaria de la variante Delta de coronavirus. En principio tiene vigencia hasta el 9 de julio, pero aún cumpliéndose ese plazo, el impacto se prevé que dure al menos hasta la primera quincena de agosto, cuando recién podrían regresar al país todas las personas que no lo hayan concretado en sus fechas de viaje pautadas.

Esto tiene impacto no solo para quienes deban reprogramar sus vuelos sino también para quienes tienen comprado un vuelo al exterior hasta mediados de agosto y para aquellos que pensaban en pasar las vacaciones de invierno fuera del país.

¿Qué hacer si se tiene comprado un paquete o pasaje aéreo para los próximos días?
Para Francisco Vigo, CEO de Almundo, “lo ideal en estos casos es reprogramarlo a una fecha conveniente para el pasajero, siempre que la aerolínea lo permita, respetando ruta y temporada”. Pero reconoció que “no depende tanto de los pasajeros, sino de la disponibilidad que hoy es muy acotada, casi nula” por parte de las aerolíneas.

Sucede que si bien el cupo de 600 pasajeros rige únicamente para el ingreso al país, la cantidad de vuelos disponibles para salir depende de los aviones que lleguen, por eso se reduce también la oferta de salida.

Sin embargo, las personas que decidan viajar igualmente dentro de esas posibilidades acotadas, Vigo advirtió que “deben conocer los requisitos de ingreso y regreso a la Argentina: los variados PCRs, la cuarentena al llegar, todo a cargo y costo del pasajero”. “Además, las aerolíneas no están pudiendo garantizar vuelos de regreso”, remarcó.

Para José Casabal, CEO de Volalá, la opción “más segura es cambiarlo para dentro de uno o dos meses”, cuando se espera una cierta normalización, pero como no todas las personas disponen de tiempo para estirar tanto la fecha de viaje, lo ideal es que esperen que la compañía aérea les reprograme la fecha, por un lado porque “no hay que asumir ningún costo” y por otro “se tiene la posibilidad de aceptar o no”.

No obstante, para los ansiosos que no quieren esperar la reprogramación pueden hacerlo por cuenta propia, pero Casabal advirtió que “el inconveniente de la reprogramación proactiva es que los vuelos están llenos”, debido a que “la oferta que ya estaba muy ajustada, ahora se redujo a 600″ y entonces puede ser que demore más la posibilidad de encontrar un asiento disponible.

“Quienes optaron por reprogramar siempre tuvieron mejores condiciones para recomponer las condiciones de viaje que los que eligen otras opciones”, aseguró Joaquín Pérez Aguirre, gerente de retail de Avantrip. De hecho, como dato que valida esa sugerencia, indicó que “más del 95% de los casos en Avantrip elige la reprogramación cuando suceden estas restricciones”, en cambio “quienes eligen cancelar, por lo general pertenecen a grupos de riesgo y prefieren directamente no viajar por temas de salud”.

En Pop Tour, coincidieron en que lo mejor es esperar las opciones de reprogramación que brinden las compañías aéreas. “Si se canceló el vuelo, la empresa va a decir que no tiene pasajes hasta septiembre, por eso hay que ir llamando todo el tiempo hasta que se asigna un lugar, eso con las agencias está solucionado porque nos encargamos de todo para reubicar a los pasajeros”.

En Almundo, por ejemplo, quienes tenían pasajes para estos días están siendo asesorados “para que ellos decidan cuál es la mejor opción para viajar” dentro de las posibilidades disponibles, algo que es más complejo de hacer de forma directa con las compañías aéreas.

¿Conviene comprar ahora un pasaje o un paquete al exterior?
Muchas personas suelen hacer un descanso a mitad de año para recargar energías. En algunos casos coincide con las vacaciones de invierno, pero en otros no. Para quienes están pensando viajar en el receso invernal las noticias no son buenas. Los responsables de agencias turísticas consultados por TN.com.ar consideran que la situación no va a estar normalizada para ese entonces.

En cambio, quienes dispongan de más plazo para emprender el viaje tienen un mejor panorama hacia adelante. La recomendación generalizada es comprar ahora para viajar después del 15 de agosto, mejor incluso a partir de septiembre. ¿Por qué comprar ahora? Porque todo en el extranjero es a valor dólar y es una forma de garantizarse el cambio actual y evitar que suban los precios cerca de la fecha al aumentar la demanda con una oferta que probablemente seguirá siendo escasa.

También mirar bien las condiciones del servicio y confirmar que sea con fechas flexibles y posibilidad de cambio o cancelación.

Para el CEO de Volalá “hoy no es momento para comprar un ticket para volar las próximas dos semanas, pero sí para hacerlo a partir de agosto”. “Todo lo que hay en oferta es flexible en cuanto a cambios y todos sabemos que los paquetes de servicios al exterior están sujetos al precio del dólar y el dólar no va a bajar, por eso cuanto más tiempo se espere para comprar más caro va a ser y no se sabe si va a haber disponibilidad”, indicó Casabal.

En Almundo también recomiendan “comprar estadías/pasajes con opciones flexibles ya que estamos viviendo grandes momentos de incertidumbre por la pandemia de covid19″. “Idealmente, para viajar al exterior recomendamos esperar a ver qué sucede el 9 de julio”, señaló Vigo.

Según Pop Tour, “pasajes no hay hasta mediados de agosto”, por eso para quienes busquen viajar luego de esa fecha recomendó también “comprar con anticipación”, porque por ejemplo “la demanda, por ejemplo a Estados Unidos, va creciendo y el precio también crece por la alta demanda y la baja oferta”.

El gerente de Avantrip indicó que “a quienes están pensando en viajar, el consejo es que lo que encuentren disponible, lo compren solo si se les garantiza la flexibilidad de reprogramar la fecha o incluso cancelar sin penalidad”. “En caso de que no encuentren estas condiciones, recomendamos no comprar hasta que se aclare el panorama”, detalló.

Pérez Aguirre también pidió “paciencia”, porque hoy la “prioridad en la atención y el tratamiento de cada caso en particular la tienen quienes están varados en el exterior” y “luego están los pasajeros que vuelan con fecha hasta el 11 de julio, porque hay que confirmar si sus vuelos salen o tendrán que esperar para más adelante”.

¿Qué hacer si se tenía fecha de regreso al país para las próximas semanas?
En Almundo señalaron que estarán dando “prioridad a aquellas personas en destino a los pasajeros con viajes en las próximas 72 horas”. Según indicó Vigo están contactando a sus clientes en el exterior para ayudarlos con sus reservas y habilitaron una línea de Whatsapp exclusiva con atención las 24 horas.

Casabal reconoció que muchos argentinos “no están pudiendo volver y como los vuelos para el próximo mes están muy llenos, porque hay una oferta muy recortada, van a tener dificultades para reprogramar a menos de 15 días”. El CEO de Volalá consideró que “cuando venza la vigencia del DNU van a tener que ampliar incluso el cupo de 2000 porque la gente no va a poder volver”.

En Despegar también reconocen que “la situación es complicada porque hoy hay pocas opciones de cambio”. “Dependemos de la disponibilidad de vuelos, que está muy limitada para los próximos días”, señaló Cristi. También recordó que se puede acceder a la web a través de la sección “Mis Viajes”, para consultar el estado de situación.

Desde Avantrip, Pérez Aguirre indicó que “en estas ocasiones la flexibilidad se impone en todos los casos porque el pasajero no está forzando el cambio de reglas de juego ni tampoco faltando a la ‘cita’ de volar el día que le toca”.

Si bien reconoció que “no hay una solución sencilla debido a la limitación de vuelos aprobados”, recomendó a los que están en una situación de emergencia “acercarse al aeropuerto y contactarse directo con la aerolínea para expresar su situación” y para los que no, dijo que “lo aconsejable es que se contacten con la aerolínea o agencia de viajes”.

Fuente: tn.com.ar

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here