.

Laura Moreno y Eugenia Tuliz, en su primera participación internacional, fueron duras rivales de las experimentadas duplas brasileñas.

La quinta etapa de la competencia internacional se realizó recientemente en las playas de Salvador de Bahía y las mendocinas Laura Moreno, de Tunuyán, junto a la sancarlina Eugenia Tuliz, cumplieron una destacada actuación en la  Categoría A-1 (Femenino Mayores).

Las únicas representantes argentinas en Brasil obtuvieron el noveno puesto, y a pesar de tener mucho menos roce internacional, frente a las grandes potencias del beach volleysudamericano, en su mayoría locales, jugaron de igual a igual y continúan creciendo en este deporte.

Moreno, de 35 años, y Tuliz, de 25, venían de ganar en marzo la sexta fecha del Argentino de beach volley que se disputó en las playas del río Tunuyán, en el distrito sancarlino de La Consulta.

Las atletas llegaron este lunes por la anoche a Mendoza. Moreno explicó: “Hace aproximadamente un mes nos convocó la Federación Argentina, a través de la dupla número uno de la Selección, que integran Ana Gallay y Fernanda Pereyra, quienes nos llamaron para ofrecernos la plaza para este Sudamericano y, por supuesto, aceptamos”.

Al respecto, la tunuyanina agregó: “Nos fuimos a competir a esta nueva etapa del Sudamericano en Salvador de Bahía. Fue un torneo muy duro, porque fueron pocos países y los cupos se completaron con jugadoras brasileñas, que están a otro nivel más elevado en beach volley. Todo el circuito brasileño es muy fuerte y de las 16 duplas que compitieron, 10 eran locales”.

“El nivel de competición era muy fuerte –dijo–. Nuestra zona estaba compuesta por tres equipos brasileños, de los cuales uno fue finalista y campeón del torneo. Ese partido lo perdimos 2-0 y los dos restantes nos ganaron 2-1. Fueron partidos muy peleados y era nuestra primera competencia internacional”.

Para Moreno, “el balance fue altamente positivo, ya que nosotras hace tres años que venimos compitiendo, pero siempre a nivel nacional. Tenemos mucha ilusión de que vuelva a aparecer una nueva convocatoria para una competencia de ese nivel como el Sudamericano. Estuvimos a la altura y dimos batalla a las brasileñas, que son durísimas y están en los primeros planos a nivel mundial”.

Por su parte, Tuliz manifestó que “las duplas brasileñas que nos tocó enfrentar eran de muy alto nivel. Arrancamos bastante bien el torneo y tuvimos dos partidos que creo que lo perdimos por la falta de ese roce internacional, porque a nivel voleybolístico los podríamos haber ganado en otra situación. Ese aspecto es el que nos jugó en contra”.

“Uno de los partidos –agregó–, frente a las subcampeonas, dimos muchísima batalla. La verdad que nadie fue muy superior a nosotras, hicimos un muy buen papel, pero reitero que esa falta de roce internacional es lo que marcó la diferencia entre el ganador y el perdedor”.

Más adelante destacó “la experiencia única que significa representar a la Argentina, con lo que implica eso, que nos convoquen a nosotras por todos los logros a nivel local y nacional, hacer un muy buen papel y más en un país como Brasil, es una experiencia muy positiva de cara a nuestro futuro”.

La necesidad de contar con apoyo mendocino

La atleta sancarlina comentó finalmente: “Es muy difícil ser jugadora y, a la misma vez, gestionar recursos de distintos sectores para poder viajar y competir en otras provincias o en el exterior, porque el vóley mendocino es muy pobre en cuanto a nivel de juego”.

Al respecto, dijo que “todo lo tenemos que hacer fuera de la provincia” y ejemplificó que “lo más cerca es Rosario, que está a mil kilómetros, Santa Fe o Buenos Aires, y si no, en el exterior”.

“Por eso –agregó– seguimos en la búsqueda de apoyo económico, porque estamos financiando todo nosotras. Todavía no tenemos a nadie que no apoye, pero estaría bueno poder obtener algún tipo de aporte. No es poca cosa representar a la Argentina en el exterior, teniendo en cuenta que, por la distancia, todo nos cuesta el doble”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here