. .

Una tormenta de nieve sembró el caos en Madrid con cientos de personas varadas en sus autos, el aeropuerto cerrado y los trenes paralizados. Pero a suerte mala, paciencia y buena cara, dice el refrán. Decenas de habitantes encontraron en la nevada histórica la oportunidad de divertirse y vivir su ciudad de otra manera: aparecieron muñecos de nieve y muchos desempolvaron sus esquís.

En videos que llegaron a TN y la Gente desde Madrid, se puede ver a un hombre con esquís siendo tirado por un auto, o pasearse por los alrededores de la puerta de Alcalá, una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad.

En otro clip, dos personas muestran las dificultades que tienen para abrir el portón de su casa y caminar por las calles totalmente blancas, con nieve “hasta la rodilla”. Según los madrileños, no se había visto tanta nieve desde 1971.

“Afrontamos el temporal más intenso de los últimos cincuenta años”, aseguró este sábado el ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras “lamentar tres fallecimientos” en la tormenta y pedir a los ciudadanos de las regiones más afectadas que permanezcan en sus casas.

Este temporal, bautizado como “Filomena”, hizo que se declarara la alerta roja en cinco regiones de España, entre ellas Madrid.

Las vías terrestres, ferroviarias y aéreas fueron cortadas por las violentas borrascas de nieve que se abaten desde el viernes por la tarde sobre gran parte del país.

El ministro insistió en que las “nevadas van a pasar a ser heladas” en los próximos días, y las temperaturas de hasta -10 grados están previstas para la semana entrante.

“Evitemos los desplazamientos y sigamos las indicaciones de los servicios de emergencia. Máxima vigilancia ante la tormenta Filomena”, tuiteó por su lado el presidente de gobierno Pedro Sánchez, y saludó el trabajo de los “profesionales que intentan acudir en ayuda de las personas atrapadas por la nieve”.

“La situación es de extrema gravedad” en Madrid, advirtió el alcalde José Luis Martínez-Almeida en Twitter, e instó a los habitantes a no salir de sus casas.

“Trabajamos para liberar los accesos a los hospitales lo más rápido posible, pero es algo complicado mientras sigue nevando”, dijo el alcalde a la cadena de televisión La Sexta, y afirmó haber obtenido el apoyo del ejército desde el viernes.

La unidad militar intervino en varios ejes viales, con sus vehículos quitanieves, y acudió en ayuda de los automovilistas atrapados por la nieve. Según los servicios de emergencia de la región de Madrid unos “1.500 vehículos” fueron “liberados” este sábado por la mañana.

Todos los establecimientos educativos, desde los jardines de infancia hasta las universidades, permanecerán cerrados lunes y martes. En la capital los colectivos fueron suspendidos, así como la recolección de basura. Además, fue cerrado el aeropuerto internacional de Barajas desde el viernes por la noche y así seguirá toda la jornada del sábado por “razones de seguridad”.

. . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here