. .

Quienes esta Navidad elijan regalar juegos y juguetes deberán desembolsar 40% más que el año pasado y podrán comprar artículos nacionales e importados desde $200 hasta más de $20.000.

Según la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), las tres fechas más importantes para el sector son Reyes, el Día del Niño y Navidad y, con un año de ventas bajas por la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus, apuestan a recuperar terreno en el último mes de 2020.

“Es un año difícil, pero tenemos buenas expectativas porque las familias priorizan el gasto para los más pequeños. El juguete tiene una fortaleza: es el último regalo que se priva”, señaló Emmanuel Poletto, titular de la CAIJ.

En diálogo con TN.com.ar, el dirigente empresario aseguró que tienen “muy buenas expectativas a tan solo diez días de la Navidad”. “Venimos notando en todas las jugueterías del país muchas consultas, muchas reservas de juegos y juguetes y creemos que vamos a tener una buena temporada”, agregó.

De acuerdo con los datos de la CAIJ, las ventas de Reyes de este año subieron apenas 2% en unidades y en el Día del Niño sólo el 1% interanual. “Entre septiembre y noviembre, promediamos un aumento interanual del 20% en unidades entregadas. Estimamos que mucha gente se va a quedar en sus hogares en estas fiestas, lo cual va a repercutir favorablemente en el consumo de juegos y juguetes”, proyectó la entidad.

Otro dato diferente de este año es la cantidad de personas que pueden ingresar en los comercios y por eso, las compras se están anticipando para evitar las aglomeraciones de último momento, esto va marcando el pulso y las expectativas del sector. Además, muchas familias optan por las ofertas online.

“Se está recurriendo a muchos juegos para entretener a los chicos en este año tan particular para todos los argentinos”, afirmó Poletto. Esta situación se percibió en la demanda que permitió ir normalizando el mercado que venía con un excedente de stocks de productos importados tras haberse duplicado los volúmenes de juguetes del exterior en los años 2016 a 2019, de acuerdo con los datos de la cámara.

Sin embargo, la situación no es la misma para las fábricas nacionales. Según cifras de la CAIJ, la industria del juguete opera actualmente al 65% de su capacidad máxima, no solo por la caída en la demanda sino también por la falta de insumos y materias primas. Por eso, considera que ese porcentaje “podría crecer cuando se normalice el abastecimiento”.

Uno de los grandes estímulos para la demanda de los últimos meses fue la renovación del Programa Ahora 12: el 70% de las transacciones de las jugueterías se realizan actualmente con tarjeta de crédito. Poletto destacó que así “se está dinamizando la venta de juguetes de producción nacional”, sobre todo para los juegos de mayor valor como toboganes, hamacas, triciclos y andadores, entre otros.

Precios promedio de juguetes nacionales
• Set de palita, balde y rastrillo para la arena de la playa o de las plazas: $259

• Slime (masilla de colores): un cilindro $250 o dos potes $399

• Triciclos de plástico con barras de metal (incluye canasta y bocina): $3500

• Bebotes de plastisol flexible, con cabeza, brazos y piernas 100% articulados: desde $500, dependiendo de la gama. Los de Casitas de Muñecas se consiguen desde $1000 hasta $6000

• Monopatines, con tres o cuatro ruedas: desde $1700

• Juegos de mesa (ludo, oca, palitos chinos y el juego de cartas “DOS”): $450 por unidad o dos por $560

Precios promedio de juguetes importados
• Cry Babies (con luz, sonido y burbujas y que al quitar el chupete el bebe llorar con lágrimas): $7500

• Bellies (bebote Interactivo Sleepy Guzz Edición Limitada): $6500

• Pinypon: desde $900

• Playmobil: desde $620 hasta el auto de “Volver al futuro” por $20.000

• Piletas inflables de tres aros: desde $1500

• Muñecos y figuras de acción articulados: $3000

Tendencias
En un contexto de pandemia y en el que muchas familias que se verán obligadas a pasar las vacaciones en sus casas, además de los tradicionales juegos de mesa que se suelen regalar para Navidad, el titular de la CAIJ indicó que este año también hay una gran demanda de los juguetes de aire libre, como andadores, monopatines, pelotas, inflables, monopatines, barrenadores, lanza aguas y artículos para jugar en la arena como autitos y camiones.

En tanto, durante la cuarentena se disparó la venta de juegos de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemática, que contribuyen a estimular el desarrollo de los más chicos.

Los juegos y juguetes de la primera infancia hasta los tres años explican el 40% de las ventas así como las masas para modelar, los rompecabezas y los camiones volcadores son los que mantienen precios muy accesibles. Otra de las categorías con mucha demanda son los muñecos y bebotes, lo que favorece a la industria argentina porque se especializa en su fabricación.

Una de las empresas argentinas que fabrica bebotes es Casita de Muñecas y su director Federico Galanterni, confirmó a TN.com.ar que se están reactivando las ventas. “Afortunadamente estamos teniendo un mejor panorama de lo esperado dado el año que estamos atravesando”, señalo.

El empresario destacó que en esta semana se comenzaron a registrar mayores ventas a través de la tienda online “y lo mismo comentan los dueños de las jugueterías” que venden sus bebotes. “No pretendemos tener mayores ventas que el año pasado, pero por lo menos alcanzar valores acordes a la situación actual”, agregó Galanterni.

. . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here