. .

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, visitó San Carlos con el objetivo de continuar con una campaña de detección del Mal de Chagas en niños del departamento y avanzar con el esquema de vacunación contra la COVID-19 en lugares de difícil acceso.
“Estoy con el equipo del ministerio y con gente del Departamento de Zoonosis y del equipo sanitario del Valle de Uco, trabajando durante este año el tema Chagas, en varias líneas. Una vigilancia activa, por un lado, ya que un este momento hay vigiladores en la búsqueda del vector de la vinchuca que transmite la enfermedad, y en el control de maternidades, para chequear a los chiquitos que nacen y seguimientos posteriores, por el otro. En este momento estamos en un SEOS para controlar a los chicos de 4 años”.

“Vamos a alcanzar a 1.500 chicos. Buscamos, a través de una muestra de sangre, conocer si tienen anticuerpos (serología positiva). Es decir que vemos si en algún momento estuvo en contacto con el parásito. Trabajamos en la prevención del contagio, la promoción de los cuidados de la salud y la atención efectiva. Cuando detectamos casos positivos, empezamos a realizar los tratamientos”, agregó Nadal.

Por su parte, Carlos Espul, coordinador de la Red de Laboratorios Públicos, explicó: “Estamos haciendo un control poblacional en niños menores de 4 años porque en la Argentina la principal forma de transmisión del Chagas es de forma vertical, de madre a hijo”.

“Es muy importante que la población tome conciencia de que la enfermedad de Chagas se hace crónica y que también tiene tratamientos que son efectivos. Es una enfermedad silente, es decir que no tiene manifestaciones hasta que aparecen los síntomas y es allí cuando se hace irreversible la posibilidad de tratamiento. Mientras antes se tome en la vida, mayor es la posibilidad de éxito”, dijo el funcionario.

En cuanto a la situación en Mendoza, explicó que existen algunas zonas con mayor presencia de vinchucas pero hace muchos años que no se ha detectado ningún caso de transmisión vectorial del Chagas.

“Por eso, si el médico no le pide a la embarazadas la determinación control de Chagas, ella tiene que pedirle que se lo prescriba, porque es muy importante que tenga la plantilla serológica para saber si tiene o no antecedente, porque ahí es cuando existe la posibilidad de que se transmita al recién nacido. Estos controles fueron frenados por la pandemia el año pasado y ahora hemos retomado estas actividades de terreno que permanentemente se tiene que hacer”, finalizó Espul.

Rodolfo Guillén, coordinador regional de Salud en Valle de Uco, agregó que San Carlos ha sido el tercer lugar en el que se realiza este operativo. “Ya se realizaron en Tunuyán y en Tupungato operativos de rastrillaje para ver la prevalencia de la enfermedad y la detección de chicos que pueden tener Chagas. Hoy tenemos tratamientos disponibles y podemos evitar que esta enfermedad se cronifique y así llegar a la curación. La pausa en la pandemia nos está permitiendo este descanso y podemos focalizarnos en esta patología”, sostuvo.

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here