. .

Es el primer dispositivo que sirve café con tecnología de seguimiento de la mirada; no requiere presionar botones ni vociferar comandos verbales.

En el marco del Congreso Mundial de Móviles 2021 que se celebra estos días en Barcelona, una de las curiosidades que más llaman la atención entre los nuevos smartphones y tablets es una cafetera con eyetracking, una tecnología que sigue el movimiento de la mirada y actúa en base a esa información. En este caso, sirve para que los usuarios pidan un café sin tocar botones, sin comandos táctiles ni verbales.

La propuesta encaja al dedillo con la tan mentada “nueva normalidad”, ya que esa tecnología propicia al 100% la modalidad contactless, es decir, la absoluta prescindencia del contacto. En ese sentido también se ajusta a la filosofía de la presente edición del MWC 2021, que en el marco de la pandemia de coronavirus se ha organizado con medidas de seguridad e higiene y, también, con una serie de sistemas para evitar el contacto.

Así, el eyetracking aparece en el horizonte como la evolución para interactuar con dispositivos, más allá de los usos de esa tecnología en el terreno de la accesibilidad (en la actualidad es mayormente empleada por personas con movilidad reducida para controlar equipos sin las manos).

Pedir un café con la mirada
En el siguiente video que divulga el sitio Xataka, grabado en los pasillos del MWC de Barcelona, vemos sin rodeos el funcionamiento de la mencionada cafetera. El desarrollo corre por cuenta de la firma española Irisbond, especialista en eyetracking, que presume ser el primer equipo que prepara café con esta solución sin contacto.

La cafetera que vemos en el video es un modelo que habitualmente usa una pantalla táctil para los pedidos, pero en este caso no se utiliza. En cambio, se emplea con el software de Irisbond y se controla con la mirada gracias a la inclusión del dispositivo Hiru, que desarrolla esa empresa con sede central en España. “Llevamos varios años probando nuestra tecnología en el campo de la accesibilidad y funciona. Ahora queremos expandirla”, dijo a la mencionada fuente Eduardo Jáuregui, CEO de Irisbond.

En la práctica, hay que ubicarse frente a la máquina y mantener la mirada fija en el dibujo de la bebida que deseamos que prepare. En la pantalla aparece un indicador que muestra dónde se encuentra nuestra atención visual, como si se tratase del cursor de un mouse. El equivalente al clic se realiza esperando que el dibujo del círculo se complete, luego de unos segundos con la mirada fija en un espacio determinado de la pantalla.

El siguiente paso es tocar (en este caso mirar) en el botón aceptar. En ese momento la cafetera hará su trabajo y preparará la bebida seleccionada. “Tenemos una precisión al pixel”, dicen desde la compañía que desarrolla esta solución que, como hemos dicho, nace en el terreno de la accesibilidad pero que apunta a llegar a más sectores. “Nos encantaría que este producto llegue más allá de las empresas y que se desarrolle también para uso doméstico”, comentó Jáuregui al respecto y vaticinó que estas tecnologías podrían popularizarse dentro de dos o tres años.

Un dato interesante para tener en cuenta: esta tecnología funciona con infrarrojos y no requiere o recopila ningún dato del usuario. En este sentido, el sistema no se almacena ninguna información personal, tampoco biométrica.

Fuente: tn.com.ar

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here