. .

Cansados de los robos, colgaron un pasacalle con un ultimátum: “Lo arreglamos nosotros”.

En momentos donde la inseguridad vuelve a ser un tema central y crece el temor a un rebrote poscuarentena, vecinos de la localidad de Isidro Casanova colgaron un pasacalle con una clara e intimidante advertencia dirigida a los delincuentes.

“Rastrero: si venís al barrio a robar, olvidate”, señala el mensaje. Y avisa: “No llamamos a la policía, arreglamos nosotros”.

La particular campaña de disuasión puede verse en la esquina de Albarello y Bartolomé de las Casas, en el partido de La Matanza.

«En este barrio, después de las 19 no se puede estar. Te roban a caballo y en moto. Estamos hartos», manifestó una mujer y aseguró que la idea de poner el cartel fue de todos los vecinos. También advirtió que la situación empeoró tras la segunda extensión de la cuarentena. «Por poco tenemos que salir sin zapatillas para que no nos las roben», resaltó.

Además, afirmó que en el barrio tienen palos, una alarma vecinal y un grupo de WhatsApp por el que están conectados. «Estamos atentos y, si vemos algo raro, vamos a hacer sonar la sirena. No nos vamos a dejar lastimar», señaló.

Otro vecino contó el violento hecho que sufrió esta semana. «El miércoles me agarraron con un auto, bajaron cuatro delincuentes, me rompieron la cabeza y se llevaron la camioneta. Los cuatro estaban fuertemente armados, no tengo idea cómo tienen eso y creo que, si te tienen que tirar, lo hacen», relató.

«En una semana tuvimos cuatro robos de coche, dos entraderas y tres personas a las que las asaltaron caminando», denunció una mujer. «Si llamás al 911 tardan una hora, los vecinos nos tenemos que ayudar entre nosotros», sostuvo.

Sobre el pasacalles, aclaró: «El cartel no es para decir que estamos armados, sino que nos vamos a ayudar entre nosotros».

El mensaje que apareció contra los ladrones en una calle de Isidro Casanova (Foto Lucia Merle)

No es la primera vez que aparece un cartel de este tipo en el Conurbano bonaerense. Cansados de los robos y arrebatos en las calles, vecinos de 9 de Abril, en el partido de Esteban Echeverría, colocaron un pasacalle similar.

“Rastrero: en esta zona no llamamos a la Policía. Si te enganchamos lo arreglamos”, dice uno de los singulares letreros que el grupo “Vecinos Unidos San Carlos II”, colgaron en una esquina.

Después de mínimos históricos por la cuarentena, desde mediados de junio comenzaron a registrarse diversos hechos de inseguridad, entre ellos los casos de los jubilados, en Quilmes y Mar del Plata, de alta sensibilidad, y con un par de delincuentes muertos.

La ola de robos puso en el centro de la escena mediática al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, que se mostró en los lugares de los hechos cada vez que pudo. Incluso protagonizó una escena polémica en Zárate portando un arma durante la detención de uno de los acusados por el crimen del gendarme Marcos Antonio Castillo (49), asesinado para robarle la bicicleta. El funcionario aseguró que él fue quien atrapó a uno de los sospechosos cuando intentaba escapar por los techos.

En las últimas horas, tras una reunión de Berni con su par nacional Sabina Frederic, se acordó el envío de gendarmes a varios puntos “calientes” de Gran Buenos Aires, como La Matanza, Quilmes, Almirante Brown, Moreno, Florencio Varela, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Lanús y Tres de Febrero.

Estos dos últimos partidos gobernados por intendentes opositores habían quedado fuera del plan original, pero fueron sumados después de las quejas.

Fuente Clarin

. . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here