. .

Una fiesta de 15 años que se realizaba en un lavadero con más de 300 invitados, muchos de ellos «a cara descubierta» a pesar de la pandemia de coronavirus, fue desbaratada el fin de semana en la ciudad de Santa Fe, gracias a las denuncias de vecinos.

Una fiesta de 15 años que se realizaba en un lavadero con más de 300 invitados, muchos de ellos «a cara descubierta» a pesar de la pandemia de coronavirus, fue desbaratada el fin de semana en la ciudad de Santa Fe, gracias a las denuncias de vecinos.

El festejo se desarrollaba en un salón situado en Callejón El Sable al 3000, del barrio Las Delicias y en el extremo norte de la capital santafesina, donde habitualmente funciona un lavadero de autos, informaron voceros policiales citados por la agencia de noticias Télam.

Poco antes de las 2 de la madrugada de ayer, llegaron al lugar agentes de las divisiones Cuerpos y de Orden Público de la Unidad Regional Uno de policía junto a inspectores de la Secretaría de Control de la municipalidad. Allí se encontraron «con una fiesta a la vieja usanza, con baile, vestidos de gala, mesas con comensales y caras descubiertas», violando todas las disposiciones sanitarias dispuestas en el marco de la cuarentena obligatoria.

A raíz del procedimiento policial y municipal, un hombre de 38 años fue trasladado a una sede policial tras reconocer que era el organizador de la fiesta, debido a que la homenajeada era su hija.

Por orden del Ministerio Público de la Acusación (MPA) fue liberado tras ser identificado e informado sobre su infracción al artículo 205 del Código Penal y al DNU número 260/2020 firmado por el presidente Alberto Fernández el 12 de marzo pasado.

Las numerosas denuncias de los vecinos a la línea policial 911 dieron cuenta de la presencia de decenas de vehículos alrededor del galpón y de música en alto volumen.

Fuente Mdz

. . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here