.

Freddie, de 4 años, nació con una infección aguda que lo dejó sordo. Su mamá Sarah le diseñó audífonos de superhéroes para elevar su autoestima y ahora los crea para otros niños.

Freddie, de 4 años, nació con una infección aguda que lo dejó sordo. Su mamá Sarah le diseñó audífonos de superhéroes para elevar su autoestima.

Freddie es un niño de 4 años que nació con infección aguda por citomegalovirus (CMV), una especie de virus que puede afectar a los niños desde su nacimiento y ocasionarles problemas de distintas maneras. Después de un año de lucha, a Freddie le diagnosticaron daños auditivos que lo dejaron completamente sordo de un oído y con sordera grave en el otro, por lo que tuvieron que implantarle un audífono.

Por suerte para Freddie y para su familia, el pequeño reaccionó de manera positiva con sus nuevos implantes y casi nunca quería quitárselos. Sin embargo, Sarah Ivermee, la madre de Freddie, pronto se hizo eco de otras familias con hijos en la misma situación que Freddie que, a diferencia de éste, no querían usar sus audífonos porque sentían vergüenza o rechazo.

A los aparatos se les añade un diseño único hecho con pegatinas y superhéroes de goma.

Entonces, a esta madre del Reino Unido se le ocurrió investigar más sobre el tema y pronto se dio cuenta de que no existían muchos modelos en el mercado que pudiesen resultar atractivos para los niños. Así fue cómo, trabajando, Ivermee se hizo cargo de la idea a la que terminó dando forma y nacieron los primeros audífonos superhéroes.

Lo que surgió como una idea para ayudar a sus amigos y conocidos terminó convirtiéndose en una oportunidad de negocio.

Los audífonos superhéroes no son más que los implantes cocleares tradicionales (encargados de transformar las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo) a los que se les añade un diseño único hecho con pegatinas y superhéroes de goma.

Lo que surgió como una idea para ayudar a sus amigos y conocidos terminó convirtiéndose en una oportunidad de negocio que Ivermee regentea encantada y que cuenta con una tienda virtual en Internet (My lugs) en la que, además de encontrar los diseños estándar que tiene, anima a todo aquel que quiera hacerse con uno a que, si no encuentran el diseño que venían buscando, se lo comuniquen y se pondrán manos a la obra para ofrecérselo.

«Todos los niños, incluyendo el hermano pequeño de Freddie, Charlie, quieren usar audífonos, a pesar de no ser sordos. La gente le dice a Freddy, muy a menudo, lo geniales que son sus audífonos y él se siente muy orgulloso de usarlos», cuenta Ivermee en la web.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here