.

El Museo de Arte Omar Reina tiene el honor de recibir la obra de Fernando Fader perteneciente al patrimonio del Museo Provincial Emiliano Guiñazú, Casa de Fader.

Una selección de su obra conforma la exposición que se inaugura el
próximo viernes 02 de agosto a las 20:00 en el Museo Omar Reina del Centro Argentino ,
completando las actividades programadas por los 100 años de la institución.

Esta trascendente exposición, ofrecida por la Secretaría de Cultura de la Provincia que hoy recibimos nos abre otra posibilidad de encuentro, relaciones y comunicación con nuestra historia del arte, ya que en el año 1969, cuando el Centro Cultural Argentino cumplía cincuenta años, uno de los actos para celebrar las bodas de oro fue una muestra, realizada en el Museo, de diecinueve reproducciones de obras famosas, patrimonio del Museo Emiliano Guiñazú, Casa de Fader; la misma fue presentada por el entonces Director Profesor Honorio Barraquero. Esa importante adhesión fue sólo una de las tantas que ese aniversario ameritaba y que demostraban el importante lugar que esta Institución ocupaba como referente de la cultura del sur de Mendoza.

Fernando Fader (1882 Burdeos, Francia – Córdoba, Argentina 1935) perteneció a una generación de artistas que vivieron los profundos cambios sociales, políticos y por lo tanto artísticos que se produjeron en el país en los primeros años del siglo XX.
Su formación fue europea (Francia y Alemania) y al igual que aquellos con quienes integraba el grupo Nexus (1907), traía seguramente el conocimiento de la agitación que se había producido en el viejo continente a partir de la segunda mitad del siglo XIX, con el impresionismo y los posteriores “ismos”.
Sin embargo, en el caso de Fader, sus creaciones se adaptan a la cotidiana realidad. Las diferencias entre los integrantes del grupo, principalmente con Malharro, artista de avanzada, pone de manifiesto las divisiones que existían en el campo pictórico. Según Alberto Collazo, “Nexus no introdujo cambios estéticos pero la organización de exposiciones, quebró la chatura propiciada por los galeristas”.
Fader aborda una temática variada, el paisaje, los animales (producto de su aprendizaje con el pintor alemán von Zügel) pintó retratos, autorretratos y temas circunstanciales y decorativos y en cuanto a su paleta Romualdo Brughetti señala que “…aprendió a ver la luz a través de contrastes de claroscuros coloridos y con una materia densa cuando no opaca o pesada.”
Su encuentro con la esa “luz” tan buscada para sus cuadros la va a conseguir en su retiro en las serranías cordobesa, en donde el paisaje límpido y transparente le va a ganar la batalla a los ocres y grises de sus años juveniles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here