. .

La canasta básica total (CBT), por la que el INDEC mide el umbral de la pobreza, aumentó en agosto 7,6%. Con el alza se desprende que una familia de dos adultos y dos niños requirió $119.757 para no ser considerada pobre. Es decir que hacen falta más de dos salarios mínimos para no caer en esa condición.

Es que dos salarios mínimos sumaron $95.700, por lo que no son suficientes para cubrir los gastos de la canasta que contempla alimentos y otros bienes y servicios básicos como la vivienda y el transporte. En concreto, faltarían $24.000.

En tanto, un grupo familiar de dos adultos y dos menores necesitó $52.990 para cubrir las necesidades básicas. Esta cifra indica que un salario mínimo, de $47.850 no alcanza para salir de la condición de indigencia: faltan $5140.

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here