. .

Las fiestas privadas y no aprobadas por el gobierno provincial o municipal fueron en su mayoría desactivadas. En este caso, en el sur provincial se desbarataron más de diez fiestas clandestinas.

La oficial principal Julieta Cabañas, coordinadora de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales Sur y encargada de Diversión Nocturna Zona Sur, brindó detalles a un medio local.

«A las dos de la mañana se realiza el primer cese de actividades en Capitán Montoya, Las Paredes, donde no se logra dar con el organizador del evento, ni se pudo constatar la venta de entradas. En ese momento, había aproximadamente unos 70 jóvenes, que habían arribado en una gran cantidad de vehículos, por lo que se procedió a disolver esta fiesta.»

«Asimismo, se realizó el cese de otra actividad que se llevaba a cabo en calle Sardini Norte (El Cerrito). En el lugar, encontramos al organizador del evento, aunque no se pudo constatar el pago de una entrada. Esta fiesta se estaba realizando a unos 15 kilómetros de la ruta, en pleno descampado. En ella había alrededor de unas 50 personas, quienes habían asistido en varios vehículos que se encontraban estacionados en el callejón de ingreso a este evento», detalló.

«En un tercer evento, también se procedió al cese de la actividad. El mismo se desarrollaba en ruta 143, a la altura de la localidad de Salto de las Rosas, a un kilómetro aproximadamente del paraje Tres Esquinas. El evento era organizado en un domicilio particular, donde se constató que había un baile. En esta oportunidad, el responsable de la propiedad, admitió la existencia de venta de entradas, por lo que se procedió a realizar el acta correspondiente según lo establecido en la Ley de Diversión Nocturna».

«En calle Los Dos Álamos Sur (Cañada Seca), en una finca abandonada se constató un evento de gran magnitud. En el lugar no se observó la modalidad de venta de entradas, ni de alcohol, sino que en el evento, las más de dos mil personas presentes llevaron sus hieleras con el alcohol que cada uno consumía. En este evento se individualiza a un DJ, al que se le exige el cese de esta actividad. Asistió a este evento Policía Vial, la que procedió a realizar los controles de los ocupantes de los vehículos a la salida de la ruta».

«También se realizó otro evento en el distrito de Las Malvinas en un campo alejado de la ruta. En el lugar se encontraba una tranquera cerrada con candado, en la cual una persona realizaba la venta de entradas por un valor de 100 pesos. Cabe resaltar que sobre este evento, ya veníamos desarrollando una investigación en la que pudimos constatar que se habían pagado entradas anticipadas por un valor de 800 pesos. Pudimos evidenciar junto al personal de la policía que nos acompañó, la presencia de más de 600 personas, aunque suponemos que el número era mucho mayor, aunque por la escasa visibilidad y al ser un descampado era difícil esta apreciación. No obstante, por el gran número de vehículos que se retiraba del lugar por diferentes huellas, consideramos que pudieron llegar a ser unas 800 personas».

«También se disolvió con el acompañamiento de personal de Cuerpos Especiales, una fiesta que se desarrollaba en barrio El Nihuil, a la que habían asistido unas 70 personas».

Igualmente y para completar sobre estas «juntadas clandestinas» realizadas en el sur provincial, la funcionaria mencionó que se disolvieron tres eventos realizados en General Alvear, de los cuales, en dos de ellos se labraron actas y otro de símiles características que se produjo en el departamento de Malargüe.

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here