. .

La situación local es distinta. Si bien el ritmo de vacunación contra el coronavirus está acelerado, la segunda dosis todavía no cubre un porcentaje importante de la población. Incluso cuando terminen las vacaciones de invierno y las escuelas retomen la presencialidad completa, será vital sostener los protocolos, ya que los niños aún no estarán vacunados. Ante este panorama… ¿podemos pensar en levantar las restricciones?

“Nosotros podríamos pasar por algo parecido a lo de Reino Unido recién hacia la primavera nuestra, pero tenemos que ser cuidadosos y graduales. El descontrol puede ser un retroceso, pero con gran parte de la población vacunada no va a tener gran impacto. Eso sí: si no aparece alguna variable muy distinta y con una capacidad de transmisión y de evasión de la respuesta inmune de la vacuna o de la enfermedad muy grande”, advierte el infectólogo Pablo Bonvehí (M.N. 62.648).

En general, los expertos creen que relajar ahora las restricciones sería “imprudente” ante los primeros casos de infecciones por la variante Delta, altamente contagiosa. Incluso en Reino Unido, donde se planteó el “Freedom day”, los contagios no pararon de aumentar en las últimas semanas, y aunque el número de hospitalizados y muertos se mantiene en niveles dentro de todo bajos por el efecto de las vacunas, a los médicos les preocupa que la “libertad” traiga consigo un descontrol de la epidemia.

“Hay que ver qué acuerdos se cierran para la provisión de vacunas y cómo se distribuyen. También, cuánto respetemos las normas. Ya no hay 20 mil casos por día, pero cuando se llegue a un porcentaje de vacunación de un 80 o 90 por ciento recién ahí podemos hablar de liberar las restricciones”, opina el infectólogo Antonio Montero (M.P. 8.249). El especialista recuerda que históricamente, con la gripe española, en 1918 las personas salieron a festejar el fin de la pandemia y hubo un rebrote.

“Es muy difícil predecir, pero va a depender de dos variables: la cantidad de personas que hayan completado el esquema de dos dosis, (debería superar el 40 por ciento) y también la penetración y diseminación de la variante Delta u otra cepa”, aclara la infectóloga Isabel Casetti (M.N. 55.583) que con timidez arroja una fecha tentativa de liberación de restricciones para noviembre o diciembre.

La situación epidemiológica en la Argentina
“Creo que a esta ‘guerra’ le restan aún muchas batallas, no solo en lo local, sino mundialmente. En nuestro país, es sabido que en tanto y en cuanto no cuente con las dos dosis de vacunas gran parte de la población, no estaremos ‘libres’ de infecciones de COVID-19 e inclusive de reinfecciones, tal cual muestran las evidencias”, plantea el epidemiólogo Carlos Di Pietrantonio (M.N. 73.621) y reconoce que con algo menos del 12 por ciento de la población con el esquema completo de vacunación y gran parte de la población con una sola dosis, se le hace difícil pensar en una situación de “Freedom Day”, aunado a que aún resta vacunar con una segunda dosis a mayores, y menores con comorbilidades.

En la última semana, se frenó la merma de nuevos casos de coronavirus y de muertes. Pero por otro lado, “de la cantidad de personas que fallecen, no se sabe si son fallecidos vacunados -habría que detallar con una o dos dosis- o sin vacunar”, plantea el infectólogo Roberto Debbag (M.N. 60.253), vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

En Estados Unidos, por ejemplo, se sabe que de todas las muertes que hay, más del 97 por ciento son personas no vacunadas. Y las muertes en Europa de los pacientes con variante Delta, se da en no vacunados o vacunados con una sola dosis. En la Argentina, ese dato no existe.

“El escenario más previsible es una paulatina adaptación de nuestro sistema inmunitario a través de vacunas, con mayor y mejor tecnología, donde el SARS-Cov2 tenga la misma trascendencia que los virus de la influenza. Asimismo, iremos aprendiendo sobre la marcha y ‘sobre la lucha’, cómo enfrentar la virosis y lograr tratamientos efectivos que lleven finalmente a que las nuevas generaciones puedan nacer con inmunidad natural, siendo ese, sin dudas el momento en que podremos festejar y celebrar nuestro verdadero ‘Freedom Day’”.

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here