.

Una mujer se cansó de los problemas para peinar el cabello y mandó a hacer su propia toalla con unos 500 dólares.

Lizzie es un diseñadora de moda de Mortlake, Londres, en Inglaterra, que siempre estuvo muy atareada por su trabajo y se cansaba fácilmente de tener que lidiar con su pelo. Por eso, en 2016, mandó a hacer su propia toalla para combatir el cabello indomable.

Cuando la mujer le contó a sus conocidos de su toalla propia, ellos se interesaron en tenerla también y así fue como empezó su negocio. De hecho, en 2017, lanzó su gama de cuidado de cabello Only Curls, mientras estaba de licencia por maternidad.

El primer año de ventas tuvo una facturación de 11 mil dólares, al año siguiente subieron a 180 mil y hoy en día, Lizzie lleva acumulados unos 500 mil. Una suma millonaria que inspira a cualquiera a probar suerte con un emprendimiento de estas características.

Su negocio obtuvo tal repercusión por las ventas que tuvo abandonar su trabajo anterior para dedicarse de lleno a este. Incluso fue nominada para un Premio Vogue Beauty y cuenta con la cantante Ella Eyre entre sus fanáticos.

En relación a su toalla personalizada, Lizzie aseguró: “Tengo el pelo muy rizado. Había pasado la mayoría de los años luchando contra mis rizos e intentando descubrir cómo aprovecharlos al máximo”. Y recordó resignada: “Pasé mucho tiempo alisándome el cabello, cepillándome, haciendo todas estas cosas que son realmente malas para los rizos”.

A medida de que su negocio comenzó a despegar, Lizzie creó también otros productos llamados Hydrating Curl Creme y Enhancing Curl Gel, hechos sin sulfatos, siliconas y no probado en animales.

En la actualidad, la emprendedora y madre, que comenzó su negocio en Instagram, ya lleva acumulados más de 19 mil seguidores y una cantidad impensada de dinero el primer día que empezó todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here