Consejos para combatir el cansancio

La mayoría de las veces el cansancio no se debe tan sólo al exceso de actividades sino más bien al estilo de vida.

Un gran porcentaje de personas manifiestan a diario estar demasiado cansados y lo atribuyen al exceso de actividades y responsabilidades. Sin embargo, muchas veces los responsables del cansancio son los malos hábitos de vida: La alimentación, el poco descanso, etc.

Por ello, aquí van algunas sugerencias para eliminar el cansancio constante:

Tener buen Descanso

  • Dormir: Dormir un mínimo de siete horas diarias es indispensable para obtener un descanso reparador. El sueño que se pierde no se recupera, por ello es fundamental descansar las horas necesarias y si es posible, tomar una siesta de 20 o 30 minutos a la mitad del día
  • Apagar la televisión para dormir: La luz brillante que emite la pantalla de la televisión y la computadora, así como el ruido de estos electrodomésticos, pueden interferir con el ciclo del sueño REM y dificultar el conciliar el sueño
  • Dejar el reloj despertador lejos del alcance de la vista: Estar pendiente de la hora y de cuánto tiempo queda para dormir, impide que la persona se sumerja en un sueño profundo y restaurador, por ello es preferible ocultar el despertador dentro de un cajón o en cualquier lugar donde se alcance a escuchar cuando suene la alarma pero que no se pueda estar mirando constantemente
  • Tener cuidado con la calefacción del dormitorio: Para dormir la habitación no debe estar ni excesivamente caliente ni demasiado fría, ya que de ambas maneras interferirán y dificultaran el sueño
  • Realizar ejercicio aeróbico: La práctica regular de ejercicio físico aeróbico oxigena, relaja y contribuye a conciliar el sueño y a estar más activo y enérgico durante el día
  • Pasados los 15 minutos de no poder conciliar el sueño, levantarse: Si uno al acostarse no logra conciliar el sueño pasados unos 15 minutos o si se despierta y no puede volver a dormirse pasado ese tiempo, se aconseja levantarse y realizar algo que ayude a relajarse como escuchar música suave, leer, meditar, etc., nunca ver televisión, hasta que el sueño llegue y ahí si ir a la cama                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Tener buenos hábitos alimenticios                                                                                              
  • Desayunar: El desayuno es una de las comidas más importantes del día, está comprobado que los que acostumbran a desayunar a diario se sienten durante el día mucho mejor física y mentalmente
  • Tener varias comidas al día: Realizar al menos 4 comidas diarias es muy importante para mantener los niveles de azúcar en sangre estables. Comer pocas veces grandes cantidades de alimento hace que el organismo gaste más energía para realizar la digestión, haciendo que las personas se sientan cansadas. En cambio si se hacen colaciones pequeñas (desayuno, merienda) y dos comidas base (almuerzo y cena) que incluyan proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables, las personas se sentirán con más energía
  • Incluir más fibra en la dieta: La fibra juega un papel fundamental en el enlentecimiento de la eliminación de los hidratos de carbono haciendo que la energía aportada por estos al organismo permanezca por más tiempo. Se aconseja un consumo diario de entre 35 y 45 gramos de fibra
  • Consumir más alimentos ricos en Omega 3: el Omega 3 ayuda a mantener sanas las células cerebrales y contribuye a estar mentalmente más alerta. Además favorece a que el organismo almacene los carbohidratos como glucógeno (la fuente principal de energía del cerebro) y no como grasa
  • Tomar abundante líquido: el agua es el principal componente de la sangre y otros fluidos del organismo, por lo cual, la deshidratación por más leve que sea, puede provocar el espesamiento de la sangre, obligando a que el corazón bombee más fuerte para hacerla circular por el cuerpo produciendo así la fatiga
  • Limitar el consumo de cafeína: consumir cafeína moderadamente despabila y vuelve más alerta, en cambio consumir grandes cantidades de ésta, sobre todo de tardecita o aproximada la noche, puede dificultar el sueño esa noche haciendo que al otro día la persona se sienta cansada y somnolienta.

Otras Sugerencias

  • Priorizar lo realmente importante: No gastar las energías en cosas poco importantes, priorizar lo que es realmente importante, lo que no puede esperar, lo indispensable y dejar para atrás o para cuando se pueda lo menos trascendente
  • Lavarse la cara con agua fría o tomar una ducha: Estas son buenas maneras para despabilarse y recobrar la energía faltante
  • Realizar respiración abdominal: Cuando las personas están estresadas habitualmente suelen respirar desde el pecho y no desde el abdomen y esto lleva menos oxígeno a los pulmones, reduciendo así la cantidad que llega al cerebro. Por ello, practicar una respiración profunda abdominal suele ser muy relajante y asegura que ingrese más oxigeno al organismo
  • Escuchar música: Escuchar música es una excelente opción para relajarse, desestresarse, aflojar las tensiones y recobrar energía

Fuente:Sanar.org

- Publicidad -
Compartir

Dejar respuesta