. .

Este viernes Carlos Carrascosa, el viudo de María Marta García Belsunce, ingresó en la misma sala donde fue juzgado por el crimen de su mujer, aunque esta vez para declarar como testigo. “Hace 20 años que esperaba estar frente al asesino de mi mujer”, afirmó señalando con el dedo a Nicolás Pachelo.

“Perdón, primero quisiera decir unas palabras. Hace 20 años que estoy esperando este momento, de ser particular damnificado y estar enfrente del asesino de mi mujer”, dijo Carrascosa ante los jueces del Tribunal Oral 4 de San Isidro en el inicio de la audiencia 19na. del juicio por el crimen de María Marta.

Esta es la segunda vez que el viudo enfrenta a Pachelo en el contexto de un juicio oral. Sin embargo, en esta oportunidad los roles estarán invertidos, ya que en el debate de 2007 él era el imputado y su vecino testigo.

El viudo, quien fue condenado primero por el encubrimiento, luego como autor del crimen y finalmente absuelto en 2016, ingresó cerca de las 10.15 a los tribunales de San Isidro acompañado de parte de su familia, sus abogados y allegados.

Entre los presentes se encontraban su cuñado, Horacio García Belsunce; los amigos María José Díaz Herrera, Nicolás González del Cerro y Michael Taylor, quienes declararon en audiencias anteriores; y las dos mujeres que realizaron el blog de la causa, María Luján Falsetti y Jorgelina Fernández.

Antes de que tomara el ascensor para subir al primer piso, una mujer le gritó “asesino de García Belsunce”, la cual fue callada por los acompañantes del viudo, que declara por primera vez como particular damnificado. Con una sala colmada, Carrascosa, vestido de jean azul, zapatillas, camisa a cuadros y campera a tono, entró puntualmente a las 11 y se sentó frente a los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin.

Carlos Carrascosa estuvo siete años en prisión
El viudo pasó siete años en la cárcel de Campana, entre junio de 2009 y febrero de 2015. Desde entonces, hasta diciembre de 2016 estuvo con prisión domiciliaria y una tobillera elecrónica en un country de Escobar.

Luego, otra sala de Casación revirtió el fallo condenatorio y lo absolvió, algo que tiempo después fue confirmado por la Corte.

En una nota que concedió años atrás, Carrascosa dijo que necesitaba “morir inocente”, pero además, que esperaba que “salga toda la verdad” de este tercer juicio.

. . . . .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here